Políticos de 12 países de Iberoamérica apuestan por una agenda del bien común en la pospandemia

01.07.2020

 

Representantes políticos de 12 países de Iberoamérica señalaron que para enfrentar las consecuencias generadas por la pandemia de la covid-19 es necesario evitar disyuntivas falsas e impulsar decididamente una agenda para el bien común pautada por el respeto a las personas y a sus libertades, la subsidiaridad y la solidaridad.

 

Parlamentarios y líderes políticos participaron el pasado sábado 6 de junio del coloquio virtual “Desafíos y Oportunidades para el Bien Común en la Pospandemia”, organizado por la Political Network for Values (PNfV).

 

La PNfV es una red internacional de políticos que promueven y defienden la vida, la familia y las libertades fundamentales. En el evento participaron ponentes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y España, que dialogaron ante una centena de invitados. Usted puede ver el evento completo en el video que abre este texto.

 

La presidente de la PNfV, Katalin Novák, ministra de Familia, Juventud y Asuntos internacionales de Hungria, y la vicepresidente de la red, senadora Maria Rosario Guerra, de Colombia, afirmaron que al difícil panorama de la pospandemia hay que dar respuestas eficazes que alimenten la esperanza.

 

Para la también senadora colombiana Paola Holguín, “la respuesta política para la pospandemia es una agenda del bien común, […] entendamos que no hay economía sin salud y no hay salud sin economía, y que no se trata de optar por liberalismo individualista o colectivismo socialista; el bien común supera éstas dicotomías falsas”.

 

El legislador uruguayo, Rodrigo Goñi, dijo que la experiencia de Uruguay en el combate al coronavirus, donde el gobierno, sin omitirse, resistió a todas las presiones, presenta dos elementos clave: “apostó por la libertad y por la responsabilidad personal”.

 

En ese país se implementaron medidas sanitarias pero no impuso cuarentena forzada, ni cerró el comercio, apeló a la responsabilidad ciudadana, rebajó el sueldo del funcionalismo, creó un fondo de combate a la pandemia y apoyó a las familias vulnerables, entre otras cosas.

 

Resultado: solo 924 casos de covid-19 confirmados, de los cuales 818 se recuperaron y 26 fallecieron, lo que representa 7 decesos por cada millón de habitantes, una de las cifras globales más bajas.

 

Carlos Polo, director para Latinoamérica del Population Research Institute, advirtió que la pandemia propició una narrativa centrada en el miedo y que es usada por diversos gobernantes justificar políticas autoritarias e imponer una agenda ideológica global.

 

Los expositores apuntaron que hay focos rojos en ese sentido, por ejemplo, en España, México, Argentina, y El Salvador, debido a sus gobiernos, y en Brasil, por el activismo judicial del Supremo Tribunal Federal (STF).

 

El diputado Rodolfo Parker dijo que en El Salvador se vive una regresión democrática agravada por la instrumentalización de las Fuerzas Armadas.

 

Los argentinos Silvia Elias de Perez, senadora, y Mariano Gervan, miembro del Consejo Asesor de la PNfV,  señalaron que el gobierno nacional ha hecho avanzar en el marco de la excepcionalidad una agenda abortista en materia de salud y de género en materia educativa.

 

Y el diputado federal Felipe Barros aseguró que en Brasil la Corte Suprema ha intentado neutralizar las acciones del gobierno y legalizar el aborto, y ha cercenado libertades fundamentales e impuesto censura.

 

Para Barros es indispensable “unir y articular en todo el continente a quienes defienden las libertades, la cultura de la vida, el Estado de Derecho, ese es el principal desafio que tenemos: sumar y articular con una visión común”.

 

El senador paraguayo Fidel Zavala, ponderó que sin tal articulación una vuelta al autoritarismo de las décadas pasadas es un riesgo real,“la covid-19 ha desnudado nuestras aún débiles instituciones”. 

 

Y consideró que frente a la enorme crisis económica que se viene “nuestros gobiernos no izquierdistas tienen una oportunidad de mostrar que saben como entablar un combate férreo contra la pobreza”.

 

El senador mexicano Juan Carlos Romero Hicks urgió a ofrecer una atención decidida a los que más sufren, a los más pobres y afectados por ésta crisis con políticas públicas inclusivas que partan de la prudencia, la humildad, la empatía y el sentido común.

 

José Antonio Kast, presidente del Partido Republicano de Chile, alentó a “generar una masa crítica” que abrace una agenda del bien común y ataje la narrativa progresista con otra narrativa que - arraigada en la verdad y la libertad - genere esperanza, sea emotiva y mueva a la acción.

 

Para el español Jaime Mayor Oreja, presidente honorario de la PNfV, la pandemia es un catalizador del debate del modelo de sociedad y reveló lo que la red ya alertaba desde su fundación: estamos inmersos en una profunda crisis antropológica y civilizacional.

 

“La pandemia debe servirnos para fortalecernos interiormente en nuestras convicciones, […] los adversarios a nuestros valores saldrán muy fortalecidos, pero somos menos minoria de lo que ellos piensan, debemos ofrecer una alternativa cultural basada en la dignidad humana, la libertad, la democracia y valores cristianos”, expuso.

 

Hermann Tertsch, eurodiputado del partido español Vox y vicepresidente para la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, señaló que la pandemia permitió a muchos reencontrar los valores y a pesar de que atravesaremos tiempos muy duros tenemos una oportunidad a la mano:

 

“Lo que estamos viviendo, esta grande ofensiva de los enemigos de la libertad para consumar un ciclo que comenzó en el 68, lleva a un infierno, por lo que debemos responder con los valores que fundan civilización: el caracter sagrado a la persona, el amor a la familia y a la nación, en los próximos años tendremos que luchar sin miedo a nadie a y a nada”.

 

El coloquio contó también con dos intervenciones de miembros del Programa Joven de la PNfV.

 

Andrea Garzón, integrante de la coordinación de Unidos por la Vida de Colombia, resaltó la necesidad de que, a partir de la pandemia, se propicie una valorización más profunda de la vida humana en todas sus etapas y que las autoridades asuman el cuidado de la familia como una prioridad política, especialmente, parar conservar los procesos que se han generado de educación en casa (homeschooling) y teletrabajo (home office).

 

Santiago Sandoná, de la agrupación universitaria argentina Alternativa, dijo que es hora de apostar a un combate real y eficaz a la pobreza, una bandera que la izquierda ha secuestrado, y de responder ante la actual crisis las siguientes preguntas: "¿requerimos de más o menos Estado? ¿de más o menos libertad para los ciudadanos? ¿de más adoctrinamiento o más libertad de pensamiento?"

 

Y remató: "A los políticos y legisladores aquí presentes les pedimos que vayan al frente en ésta lucha por los valores que construyen el bien común; nosotros como jóvenes nos comprometemos a empujarlos y acompañarlos".

 

[ D'Vox ]

 

Please reload

Quando o remédio vira veneno

Gobierno y partido oficial hacia el...

1/15
Please reload

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: