Recetario del autoritarismo: 'Españazuela' y 'Mexizuela'

 

Mochila Política 115 | Frente a la emergencia sanitaria y la crisis económica los gobiernos populistas responden con acciones autoritarias, ideologizadas, excluyentes. Lo más importante es imponer sus proyectos ideológicos y los saldos pueden pasar a la cuenta de daños colaterales.

 

Algunas decisiones del binomio Pedro Sánchez – Pablo Iglesias en España y de Andrés Manuel López Obrador en México son casi idénticas, otras parten de la misma inspiración autoritaria, pero adecuada a sus necesidades.

 

Libertad de prensa. Pablo Iglesias trató de nacionalizar los medios de comunicación. El sanchismo no le dejó; tenía otra idea mejor: comprarlos a plazos y más baratos.

 

Empezaron con 15 millones de euros con una excusa técnica. Súmenle 100 millones de publicidad institucional repartidos con criterio arbitrario. A partir de ahí, te comen en la mano, ¿para qué quieres tener la propiedad pudiendo dar imagen de pluralismo?

 

En México, López Obrador ha sumado a su consejo Asesor Empresarial a los dueños de las tres cadenas televisivas; al menos a dos de ellos los ha favorecido abiertamente con contratos; la principal revista política, Proceso, ha salido de su crisis y nunca como ahora sus páginas tienen tanta publicidad oficial semana a semana. Han llegado a tener 22.

 

En la puerta de la crisis, el Presidente abdica de los tiempos oficiales que por ley corresponde al Estado (no al gobierno) y se los devuelve a los dueños de la radio y de la televisión para que se ayuden en la crisis. ¿Para qué quieres tener la propiedad pudiendo dar imagen de pluralismo?

 

Aló Presidente. En España el Congreso puede sesionar en “formato mini”, con distanciamiento social. Pero las ruedas de prensa se deben de hacer por videoconferencia sin oportunidad de repregunta y con los fallos técnicos propios de la chapuza ibérica.

 

Súmenle el 'apagón informativo' del portal de transparencia, los supuestos verificadores independientes de bulos y el oficial Centro de Investigaciones Sociológicas 'bendiciendo' que sólo consumamos fuentes oficiales. ¡Bienvenidos a 'Españazuela'!

 

En México el Congreso aún debate si sesiona o no, pero cuando a López Obrador le urgen sus proyectos ideológicos la división de poderes es mera retórica ante el hegemónico poder presidencial. Así el Senado sesionó para sacar del cajón una iniciativa de amnistía en donde López Obrador aduce que en la emergencia hay que excarcelar a quienes robaron sin violencia; a mujeres que abortaron y a quienes usaron drogas en ciertas circunstancias.

 

Las mañaneras no solo no se suspenden, hasta en fines de semana se realizan. Y cuando no, el Presidente sube mensajes, sábados y domingos, sin ningún cuestionamiento. Es la única voz, con todos los reflectores y con los dueños de la radio y la televisión de su lado. Bienvenidos a “Aló presidente”…

 

El estatismo. Ante la incertidumbre, el gobierno se asume como la única certeza… estatista.

 

En España el último modelo de nacionalización 2.0 es una especie de “Golden share” ( acción de oro, la garantía estatal de la nacionalidad española de la empresa privatizada) modernizada. Mediante decreto el gobierno se permite intervenir operaciones de más de un millón de euros sobre sectores estratégicos que puedan afectar a la seguridad nacional, la salud pública y “análogos”. Voilá.

 

Ya tienes el control de la economía sin desembolsar un euro. El Ibex (las 35 empresas cotizadas más importantes de España) encantado porque le coloca un escudo de frente. ¿Y la eficiencia empresarial y financiera?, ¿a quién le importa semejante cosa? Bienvenidos al capitalismo de amiguetes 2.0 sin que casi nadie haya reparado en ello.

 

En México, el Presidente López Obrador asume como infalibles sus decisiones ante la emergencia sanitaria y ante la crisis económica.

 

Desdeña las propuesta del empresariado, vapulea al Consejo Coordinador Empresarial, manda una carta envenenada a su presidente Carlos Salazar en donde le pide cobrar impuestos a 15 grandes empresas que adeudan 50 mil millones de dólares al fisco y chantajea: con ese dinero vamos a dar un millón de créditos más a las microempresas.

 

Créditos a la palabra, selectivos, con la base de datos del Seguro Social, dirigido a los pequeños comercios (tiendas de abarrotes, talleres, estéticas, etcétera) con eso se va a reactivar la economía y así se salvará a los más desprotegidos. Busca ampliar su clientela electoral para 2021.

 

De las decenas de iniciativas ciudadanas para ayudar a salir de la crisis a miles de mexicanos expuestas en la reunión digital del Consejo Coordinado Empresarial, López Obrador simplemente responde: no me las han presentado.

 

La única certeza es que el Gobierno va a seguir regalando dinero, prácticamente sin condiciones y para ello tendrá de aliados a banqueros afines, a esos a los que en el discurso diario acusa de haber convertido a los anteriores gobiernos neoliberales en una oficina de gestoría para sus beneficios.

 

Chávez y Maduro también repartieron dinero y generaron sus propios bancos… como el del Bienestar.

 

Si España no se convierte en 'Españazuela' no es por la falta de voluntad del “tándem Picapiedra” Pedro-Pablo ni por la fortaleza de la oposición, sino por su pertenencia a la Unión Europea. España carece de política monetaria, en manos ahora del Banco Central Europeo. Y carece también de política fiscal porque los presupuestos -de ordinario- deben de ser supervisados por la Comisión Europea.

 

La crisis del coronavirus provoca además que España tenga que recurrir al mecanismo de rescate financiero europeo. Y es obvio que Bruselas impondrá sus condiciones. Al fin y al cabo, el euro no es más que un marco alemán ampliado.

 

Así que si España no es 'Españazuela' es simple y llanamente porque le sustenta una 'faja' llamada Bruselas.

 

Para México sí es mala noticia que el Presidente López Obrador y su grupo han decidido gobernar solo para unos y no para todos.

 

Son comprensibles las desesperadas acciones que quieren provocar la renuncia del Presidente López Obrador antes del 30 de noviembre, pero esto no es legítimo, no es democrático ni prudente ni conveniente para el país.

 

Otros, como cuatro gobernadores de distintos partidos, estiran la cuerda para exigir una revisión del pacto fiscal federal, esto es justo, siempre y cuando no llegué a una ruptura del mismo, porque se atentaría contra la unidad nacional.

 

Como ciudadanos mexicanos debemos cuidar a México, que es de todos, debemos hacerlo apegados a la legalidad y la justicia, organizados y con criterios firmes pero con la visión del bien común.

 

[ D'Vox ]

___

Luis Losada Pescador es periodista, graduado en economía y editor de campañas de CitizenGo en América Latina. Héctor Moreno Valencia es periodista y consultor. Trabajó en la agencia Notimex y en el Grupo Reforma donde de fundó el diario Mural. Es autor coautor de Sangre de Mayo - El homicidio del Cardenal Posadas y editor del servicio de análisis Mochila Política *.

 

Please reload

Quando o remédio vira veneno

Gobierno y partido oficial hacia el...

1/15
Please reload

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: