Covid-19: Otra oportunidad ciudadana


Mochila Política 111 | Las reacciones de las distintas autoridades para enfrentar el nuevo coronavirus, Covid-19, vuelven a dejar una lección muy clara: la participación ciudadana será el factor decisivo para salir adelante y enfrentar las complicadas consecuencias económicas previsibles por esta pandemia.

Desde el Gobierno federal las señales son constantemente contradictorias por el estilo y personalidad del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO); desde su gobierno se vuelven a mandar señales para desincentivar las inversiones; las facciones radicales del partido oficial, Movimiento Regeneración Nacional (Morena), aprovechan la emergencia para dar rienda suelta a sus proyectos ideológicos y tratar de imponerlos.

Varios gobiernos estatales han tomado la iniciativa de adelantarse a medidas para enfrentar la ola de contagio del Covid-19 y hasta han comenzado a anunciar planes económicos para afrontar los daños previsibles en sus entidades.

A esas condiciones generadas por las autoridades se han sumado las propuestas y acciones de muchas organizaciones ciudadanas, para mantener y reforzar uno de los puntos esenciales de la estabilidad y convivencia: el tejido social.

Son iniciativas para mantener la esperanza, para consolidar las relaciones humanas y familiares; para ser solidarios y fraternos con los más necesitados y también para defender derechos humanos esenciales.

Esa será la clave para el futuro del país, si se mantiene ese espíritu, de ahí podrán forjarse las acciones de solidaridad y compromiso social para salir adelante.

Reacciones y agandalles

Se ha vuelto clásico citar la participación ciudadana en momentos de crisis, de tragedias en México, como el terremoto de 1985; las explosiones originadas por Pemex en 1992 en Guadalajara; los desastres causados por algunos huracanes y el terremoto de 2017.

En muchos de esos casos la indignación se dio por la ineficacia, indolencia y corrupción de algunas autoridades para aprovechar la ocasión en beneficio propio, fuera económico o político.

La diferencia fundamental con este régimen es la confusión generada desde la Presidencia de la República a pesar de todas las recomendaciones y experiencias de los expertos sanitarios y el agandalle de los sectores radicales del partido oficial, Morena, para sacar ventaja de la situación y buscar imponer proyectos de beneficio sectario e ideológico.

La definición de 'partido oficial' la ha dado Porfirio Muñoz Ledo con sus últimas intervenciones en la sesiones y en sus tuits al denunciar un grado de servilismo de Morena al que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) llegó en sus mejores momentos; al llamarlos serviles del Poder Ejecutivo.

El video del presidente López Obrador subido a las redes digitales el domingo pasado tras terminar su gira en Oaxaca en donde pide “no exagerar la nota” y convoca a salir, a invitar a la familia a comer a restaurantes y fondas no solo es anticlimático, es contrario a las acciones de confinamiento de miles de familias en todo el país.

La consulta realizada el sábado 21 y domingo 22 de marzo en Mexicali, no vinculante, con una participación de apenas un poco más del 3 por ciento del padrón electoral se usa para detener una inversión de mil 500 millones de pesos. Una señal más para ahuyentar a la inversión privada aunque en el discurso se diga lo contrario.

La reticencia del gobierno federal para asumir medidas para enfrentar la previsible recesión. Las señales se acumulan: la caída de los precios internacionales del petróleo; la volatilidad cambiaria en donde el dólar ha llegado a más de 24 pesos; los escenarios de recesión pronosticados por instituciones financieras internacionales para este año.

En contra, el presidente López Obrador mantiene los recursos económicos y apoyo político para sus planes clientelares, la entrega directa de recursos; la construcción del aeropuerto de Santa Lucía; la refinería de Dos Bocas, etcétera.

Al mismo tiempo, las facciones de Morena, el partido oficial, buscan sacar ventaja de la situación, sin importarles mas que sus beneficios y proyecto ideológico.

A nivel federal revivieron una iniciativa para aprobar la reelección de diputados y senadores, pero para lograrlo aplicaron todas las marrullerías a su alcance: lo hicieron el último día hábil de la Cámara; 'convencieron' a diputados de Movimiento Ciudadano para lograr el quórum legal, pues ni con sus aliados lo lograron y aprobaron una ley que no tenía dictámenes pues no pasó por comisiones.

En distintos estados del país, Querétaro, Baja California Sur, Guerrero, Quintana Roo los radicales del partido oficial, Morena, y sus aliados maniobran para tratar de aprobar iniciativas de ley para legalizar el aborto y las uniones entre personas del mismo sexo.

Es decir, frente a una nueva situación de emergencia del país, al gobierno federal y al partido oficial, les importan más sus proyectos y su ideología.

Además los problemas de inseguridad no paran, a los delincuentes tampoco les importa la salud y vida de los mexicanos, siguen cometiendo atrocidades.

Hacia delante

El aislamiento permitirá tiempo para reflexionar, para reforzar unidad, solidaridad, pero también puede ser la oportunidad para generar nuevos proyectos de participación social tanto en lo económico -que será sin duda lo más urgente- como en lo cívico, una vez pasada la emergencia.

Ya el régimen lopezobradorista y el partido oficial exhibieron sus prioridades, la oportunidad se vuelve a abrir para los ciudadanos.

[ D'Vox ]

___

Héctor Moreno Valencia es periodista y consultor. Trabajó en la agencia Notimex y en el Grupo Reforma donde de fundó el diario Mural. Es autor coautor de Sangre de Mayo - El homicidio del Cardenal Posadas y editor del servicio de análisis Mochila Política *.

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: