Almagro es reelegido secretario general de la OEA


Luis Almagro fue reelegido secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en asamblea extraordinaria realizada este viernes 20 de marzo en Washington.

El diplomático uruguayo dirige el órgano continental desde mayo de 2015, su nuevo mandato se extiende hasta 2025. También fue reelegido como secretario general adjunto el diplomático de Belice, Nestor Mendez.

Almagro tuvo 23 de los 33 votos emitidos por los Estados miembros. La candidata María Fernanda Espinosa, de Ecuador, obtuvo 10 votos. Mendez fue reelegido por aclamación.

El tercer candidato, el diplomático peruano Hugo de Zela, se retiró de la contienda el martes 17 de marzo por falta de respaldo. Aunque la votación es secreta, Almagro fue apoyado abiertamente por Estados Unidos, Brasil, Colombia, Chile y Uruguay.

Espinosa - que fue canciller de Correa - era impulsada por México y Argentina. Era la candidata del Grupo de Puebla y defendía en relación a la dictadura comunista que aqueja a Venezuela una posición de neutralidad.

Estuvieron presentes 33 de los 34 Estados miembros, sólo se ausentó la isla caribeña de Dominica. México y los trece países de la Comunidad del Caribe querían que la votación se pospusiera en función de la crisis sanitaria generada por el Covid-19. El pedido fue rechazado por la mayoría.

Con la reconducción de Almagro y Mendez, aparentemente, en la OEA nada cambia.

Almagro es un hombre de izquierdas, fue canciller del presidente uruguayo José Mujica, del Frente Amplio, y su llegada a la entidad en 2015 aconteció gracias a una articulación de gobiernos socialistas que consiguieron generar consensos para que fuera el único candidato.

En los cinco años de gestión el funcionario ha facilitado el avance de la agenda abortista y de género, especialmente a través del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Sin embargo, bajo su mandato se operaron cambios a la metodología de las reuniones con organizaciones ciudadanas durante las asambleas generales propiciando una participación más plural, numerosa y efectiva. Gracias a ello las entidades provida y profamilia han pasado a tener una robusta presencia.

Almagro también confrontó la narcodictadura de Nicolás Maduro, denunciando sistemáticamente la violación a los derechos fundamentales y la ruptura del Estado de derecho en el país.

En el caso del gobierno autoritario de Evo Morales, en Bolivia, el informe de la OEA denunciando fraude en las últimas elecciones en ese país fue clave en la caída del mandatario.

[ D'Vox ]

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: