Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

Yo no paro

28.02.2020

 

El 8 de marzo se festeja el Día Internacional de la Mujer, fecha elegida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y que, de una o de otra forma, viene celebrándose desde hace más de cien años con el objeto de impulsar importantes logros para las mujeres, sobre todo en materia laboral, económica, política y social, toda vez que a través de los años ha sufrido diversas formas de discriminación.

 

Para este 9 de marzo se ha convocado a un día sin mujeres, #UnDiaSinNosotras, que está dividiendo a la sociedad. Se trata de un paro de actividades por parte de todas las mujeres del país, y, aunque la propuesta no es nueva, pues ya desde 2017 se viene realizando en varios países, podríamos decir que aquí en México tenemos un ingrediente nuevo.

 

La coyuntura de los recientes y muy lamentables sucesos que cobraron injustamente la vida de Ingrid y de la pequeña Fátima, así como el supuesto rapto y muerte de la bebé Karol, han unido a la sociedad en una indignación creciente. Estos hechos violentos revelan la inseguridad que prevalece en nuestro país y la vulnerabilidad en la que estamos, pues han fallado los protocolos, los mecanismos de prevención y la impartición de justicia.

 

Esta indignación esta siendo aprovechada por colectivos feministas que quieren adueñarse del 8 de marzo, pues, sin ningún pudor afirman que esta es su oportunidad para unir al país en la exigencia de la aprobación del aborto; por tanto, sumarse al paro del 9 de marzo conlleva la tácita aceptación de sus demandas.

 

Desde el año pasado, los colectivos feministas más radicales alzan la voz contra la violencia feminicida, y muchos podríamos sumarnos, sin embargo, no lo hacemos porque su modus operandi es reprobable: piden acabar con la violencia y violentan el entorno donde protestan destruyendo a su paso lo que encuentran, vandalizando monumentos, rompiendo vidrieras de negocios, acusando a todo hombre de ser un “violador”, restringiéndoles la participación en sus marchas, tomando instalaciones y destruyéndolas.

 

Es el caso de los campus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o  de las instalaciones del Poder Judicial que quemaron en Hermosillo. La violencia que ejercen va in crescendo y no sabemos qué esperan las autoridades para frenarles.

 

Definitivamente se pierde credibilidad cuando se pide acabar con la violencia siendo violentas, se manifiesta la incongruencia cuando dicen #NiUnaMenos pero no para todas, si la mujer en cuestión está en el vientre materno no importa que la maten, ya que entre sus demandas figura el aborto como “derecho”.

 

En esta convocatoria se está aprovechando el descontento social que hay contra un gobierno que nos está debiendo en materia de acceso a la salud, a la justicia, a la seguridad, a la certeza jurídica, y una larga secuencia de etcéteras.

 

Quienes no conocen a fondo los movimientos feministas radicales que están detrás del paro se dejan llevar por una noble causa - poner un alto a la violencia contra la mujer - que termina diluyéndose con otras "causas" que no son ni nobles, ni son suyas.

 

Dicho sea de paso, esas feministas que son “antimachos” lanzan gritos de guerra como “¡se va a caer, se va a caer, el patriarcado se va a caer” y, al mismo tiempo, se dejan financiar por hombres de negocios como George Soros. Ellas, por distintas motivaciones, acaban siendo útiles a los fines de hombres poderosos, pero parece que no se enteran. O no les interesa.

 

Este 9 de marzo, #YoNoParo porque no quiero ser instrumentalizada. No paro porque estoy convencida de que una mujer orgullosa de ser mujer impregna todo lo que toca con su esencia femenina. La sociedad está enferma y el tejido social se reconstituye de la mano del varón y no en lucha contra él. No un día, sino todos los días de nuestra vida.

 

[ D'Vox ]

___

Ivette Laviada es maestra en Bioética, miembro del Consejo Consultivo de la Junta de Asistencia Privada de Yucatán, México, y presidente del Centro de Estudios y Formación Integral de la Mujer (CEFIM).

 

Please reload

López Obrador ratifica proyecto y ru...

O novo genocídio chinês

1/15
Please reload