Jesús, alegria de los hombres... un regalo de Bach para tiempos oscuros

23.03.2020

 

En tiempos oscuros como el que vivimos recurrir a Bach es reconfortante. No es necesario 'saber' de música erudita. Basta escucharlo para ser consolado. La belleza de sus composiciones nos arrebata del tiempo voraz, la verdad contenida en su obra bálsamo para el corazón. Tal como lo es Jesús - en las palabras de Johann Sebastian Bach - en el texto de su cantata más bella y conocida: 'Jesús, Alegría de los Hombres'.

 

En una entrevista concedida a la revista 'Arcadia', la pianista canadiense Angela Hewitt, una de las intérpretes de Bach más destacadas del mundo, dice: "las personas parecen apreciar y responder mucho a su música en tiempos difíciles".

 

Y se explica: "Su música puede reconfortar. Recibo muchas cartas de personas de todo el mundo que han perdido a un familiar o a un hijo, o cuando nace un bebé, y me dicen que escuchan mis grabaciones de Bach, que hasta en el hospital durante un parto lo han puesto a sonar. Uno incluso llamó a su hijo Sebastian. [...] Sientes que todo lo que él escribió lo escribió como una expresión de su fe, entonces seas o no creyente, sientes una fuerza, un poder consolador".

 

Hoy, con la crisis global que ha causado la expansión del coronavirus COVID-19, Bach es un regalo que trae alivio ante el dolor, un poco de serenidad ante la angustia, una belleza luminosa ante la oscuridad y la certeza de que hay algo - o Alguien - más que el polvo que mordemos.

 

'Jesus, alegría de los hombres' es la última parte - la décima - de la cantata 147, escrita para el Adviento de 1719 y luego ampliada para la fiesta de la Visitación en 1723, en Leipzig, Alemania. El texto es  sencillo y maravilloso. La música subyuga en su simplicidad. La verdad que porta, es un bálsamo para todo momento, especialmente para horas de oscuridad que apelan al amor y al heroísmo. Como esta.

 

La traducción que presentamos es de Saúl Botero-Restrepo. La interpretación es de los excelentes ensamble de cuerdas Buenos Ayres Barroco y ensamble vocal 'Santa María'; la grabación es de 2012.

 

 

Jesus, Alegría de los Hombres

 Johann Sebastian Bach

 

Jesús será siempre mi alegría,
el consuelo y alimento de mi corazón,
Jesús me protege de toda pena,
Él es la fuerza de mi vida,
la alegría y el sol de mis ojos,
el tesoro y felicidad de mi alma.
Por lo tanto, no apartaré a Jesús
de mi corazón ni de mi vista.

 

[í]

 

Please reload

24 expresidentes repudian la interve...

Como se não tivesse havido eleição e...

1/15
Please reload

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: