Empresario brasileño dice que dio dinero sucio para campaña de Bachelet a pedido de Lula

16.09.2019

 

Leo Pinheiro, uno de los empresarios investigados por la operación anticorrupción Lava Jato y expresidente de la constructora brasileña OAS, asegura que entregó en casi 102 millones de pesos (casi medio millón de reales o 143 mil dólares) para la segunda campaña electoral de Michelle Bachelet, a pedido del exmandatario Luiz Inácio 'Lula' da Silva.

 

Según Pinheiro el dinero fue solicitado por 'Lula' en el año 2013 y fue pagado "a través de un contrato ficticio firmado con la empresa Martelli y Associados, una vez que terminó la campaña". La información forma parte de un acuerdo de delación (denuncia) premiada aprobado por el ministro del Supremo Tribunal Federal (STF), Edson Fachin, el pasado viernes, 14 de septiembre.

 

La información fue divulgada por el periódico Folha de São Paulo, hoy lunes 16 de septiembre. Bachelet actualmente funge como Alto Comisario de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. En medio de su segundo mandato como presidente de Chile reconoció publicamente que se había instalado un "crisis de confianza" por una serie de casos de corrupción que envolvían a familiares suyos.

 

jSe descubrió que la empresa Soquimich, la principal productora de nitratos y fertilizantes del país, hicieron pagos a través de una de sus filiales, controlada por el operador político Giorgio Martelli, al parecer la misma involucrada ahora.

 

Según The Clinic - en 2015 - varios asesores de confianza de ministro de Interior, Rodrigo Peñailillo, y una amiga y prima de la presidenta Bachelet facturaron a la empresa de Martelli por “consultorías” y otros servicios, que las autoridades sospechan nunca se realizaron, dinero que pudo haber sido desviado a la campaña de Nueva Mayoría, la agrupación de la presidenta Bachelet.

 

De acuerdo el empresario la empresa temía perder la vigencia de un contrato para construir un puente en el sur de Chile, 'Lula' da Silva fue puesto al corriente de la situación y él mismo habría conversado con el expresidente Ricardo Lagos. Bachelet era candidata de una colación encabezada por su partido, el Socialista de Chile (PSC).

 

Informaciones hechas públicas en 2017 del Departamento de Justicia de Estados Unidos apuntan que varias constructoras investigadas por la lava Jato pagaron por lo menos 788 millones de dólares en comisiones ilegales en 12 países. Hasta ahora el caso le costó el cargo al Presidente Pedro Pablo Kuczynski, de Perú, llevó a la cárcel al brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y en medio del escándalo, el también peruano Alan García se suicidó antes de ser detenido.

 

La delación del empresario brasileño afirma que también hubo tratos irregulares con los Gobiernos de Costa Rica y de Bolivia. Los  acuerdos eran hilvanados por 'Lula' da Silva en viajes que realizaba a estos países para dar conferencias organizadas por la OAS que lo 'contrataba' hay recibos de pago de hasta pago de 200 mil dólares para una exposición.

 

Las negociaciones en Costa Rica implican al ex Jeje de Estado, Óscar Arias, el empresario se reunió con la entonces presidente de ese país, Laura Chinchilla para negociar la obtención de concesiones públicas, negocio que se concretó.

 

En el caso de Bolivia la constructora asumió una obra dejada a la mitad, a pesar de ser deficitaria, por órdenes de 'Lula' y a cambio el gobierno le entregó otra para compensar los gastos de la primera. La primera obra era una autopista entre Potosí y Tarija.

 

[ D'Vox ]

 

Please reload

Lanzan programa de formación polític...

La terquedad vs la realidad

1/15
Please reload

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: