Renuncia el responsable de la política económica de López Obrador

10.07.2019

 

El secretario de Hacienda de México, Carlos Urzúa, renunció a su cargo este martes 9 de julio e hizo público su desembarque del gobierno de Manuel Andrés López Obrador a través de una especie de 'carta-denuncia' divulgada en su cuenta de Twitter.

 

En ella asevera que la actual política económica esta pautada por extremismos ideológicos y afirma que ha sido impuesto como funcionarios de la secretaría a personas sin experiencia por otros miembros del gobierno.

 

En el documento se lee:

 

“Discrepancias en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento. Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que esta pueda tener y libre de todo extremismo, sea este de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”.

 

"Aunado a ello, me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés".

 

 

Renuncia de peso

 

Es la tercera renuncia de un miembro del primer nivel del gabinete. Antes, fueron Germán Martínez, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y Josefa González-Blanco Ortiz-Mena, secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

 

El primero renunció por la política de cortes a la salud del nuevo gobierno y a la segunda le fue pedida la renuncia luego de un escándalo por abuso de poder.

 

La renuncia de Urzúa tiene una significación mayor. Se trata uno de los pocos "técnicos" del gabinete del presidente Manuel Andrés López Obrador, de quién es - o era - amigo personal desde hace décadas. Era considerado uno de sus "brazos derechos" y uno de los primeros a quienes el mandatario recurría cuando había que acalmar los ánimos del "mercado".

 

Aún durante la campaña electoral del año pasado, el anuncio de que Urzúa sería el titular de Hacienda en un eventual triunfo del izquierdista tranquilizó a parte del empresariado.

 

El propio Urzúa entró en campaña asegurando que López Obrador no era un "izquierdista radical" y que respetaría la autonomía del Banco Central, habría control de gastos y respeto al libre comercio. Nada de aventuras. México es la cuarta mayor economía de América y la tercera de Latinoamérica.

 

La 'incomprensión' de Urzúa

 

El presidente de México anunció a través de un video divulgado en redes sociales que aceptaba la salida de Urzúa, que "no está conforme con las decisiones que estamos tomando y nosotros tenemos el compromiso de cambiar la política económica que se ha venido imponiendo desde hace 36 años".

 

"Estamos haciendo un cambio profundo y esto genera 'chirridos', incomprensiones y dudas, por eso he aceptado su renuncia".

 

"Nosotros creemos que va a haber crecimiento económico, que vamos a sacar a delante al país y no permitiendo los lujos en el gobierno, con una política de austeridad; esta es la formula que se esta aplicando y que nos está dando buenos resultados", explicó.

 

El video completo puede ser visto aquí:

 

 

En su lugar López Obrador nombró al actual subsecretario del órgano, Arturo Herrera Gutiérrez, un economista de carrera que ha trabajado en el Banco Mundial, "es una gente sensible, su familia viene del movimiento social, es funcionario público - vamos a decir - con dimensión social, [...] es un relevo para que la economía este al servicio de los más pobres, no se trata de crecer por crecer  es de toda mi confianza”, dijo.

 

[ D'Vox ]

 

Please reload

Lanzan programa de formación polític...

La terquedad vs la realidad

1/15
Please reload

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: