Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

El régimen chavista y la lógica operacional del Foro de São Paulo

 

La lucha por la libertad en Venezuela no es una brega solo de los venezolanos. El régimen dictatorial venezolano forma parte de una coalición internacional que, recientemente, estuvo cerca de conquistar el poder en toda América Latina.

 

Me refiero al proyecto gestado en el Foro de São Paulo, la alianza entre partidos de izquierda y organizaciones terroristas, que, a partir del inicio de los años 90, intentó transformar a la región en un nuevo bloque socialista para substituir al que había sido derrubado en el Este Europeo.

 

Ese proyecto se alió al crime organizado, al narcotráfico y al terrorismo - tanto al terrorismo regional cuanto al de otros lugares - y conquistó el poder en varios países a través de la corrupción, la cooptación de las instituciones, de la ingeniería social y de la intimidación.

 

Por la vía democrática, nos libramos de ese projeto en Brasil y en otros países, pero aún persiste en Venezuela; y desde Venezuela puede volver a propagarse por la región si no es derrotado.

 

La dictadura bolivariana abriga organizaciones terroristas, y se sustenta por la corrupción y por las relaciones promiscuas con el narcotráfico, mientas, el pueblo venezolano muere de hambre y emigra a otros países. Más de 10% de la población ya huyó del infierno creado por Nicolás Maduro.

 

El régimen chavista está perpetrando un "democidio silencioso" contra su proprio pueblo, negándole acceso a comida y medicamentos, para humillarlo y dominarlo con mayor facilidad, una tática que fue ya utilizada en diversas dictaduras comunistas a lo largo del siglo XX.

 

La crisis humanitaria en Venezuela forma parte del proyecto de dominación del régimen. No es algo accidental. No es solo consecuencia de la mala administración. Es un instrumento de poder.

 

Durante el periodo en que gobernó Hugo Chávez, intelectuales marxistas proclamaron que Venezuela era en mejor ejemplo del "Socialismo del Siglo XXI". Y eso es la más  pura verdad: lo que acontece en Venezuela representa perfectamente al "Socialismo del Siglo XXI", que es tan nocivo cuanto lo fue el "Socialismo del Siglo XX".

 

Después de la caída del Partido de los Trabajadores (PT), Brasil, así como otras naciones, ofreció ayuda humanitaria a Venezuela y Maduro siempre la rechazó, negando que hubiera crisis humanitaria en su país, pues, para el régimen no hay una crisis, y sí una exitosa política de humillación y dominación.

 

Brasil ya acogió a más de 70 mil venezolanos y continúa recibiendo, a un ritmo de 500 personas por día, 15 mil por mes. Procuramos proporcionarles las mejores condiciones posibles, un desafio enorme para los servicios públicos de regiones brasileñas pobres.

 

Ya son más de 3 millones de venezolanos refugiados en países de la región, hombres y mujeres que dejaron su tierra por hambre y desesperación. Además, hay un riesgo renovado del resurgimiento de enfermedades que ya habían sido extintas en nuestras naciones.

 

El régimen es hoy una fuerza desestabilizadora que afecta negativamente a toda nuestra región por medio de sus relaciones promiscuas con grupos terroristas, con el narcotráfico - responsable por buena parte de los 70 mil homicídios anuales registrados en Brasil - y con los más diversos mecanismos de corrupción.

 

Por eso, ahora más que nunca, es imprescindible comprender la naturaleza del Foro de São Paulo y el papel que esa organización, fundada por Luiz Inácio Lula da Silva y Fidel Castro, tuvo en la construcción de la calamidad que vive hoy Venezuela, y que transborda por toda la región.

 

El resolución de la situación venezolana dependerá esencialmente de que países - como Estados Unidos, Brasil y Colombia --entiendan la lógica operacional del Foro de San Paulo y el significado de la reunión extraordinaria que la organización tendría en Caracas para respaldar a Maduro, según anunció el PT.

 

Si no se combate al Foro de São Paulo continuaremos teniendo que soportar los efectos nocivos y desestabilizadores de regímenes como el de Maduro en Venezuela y el de Daniel Ortega en Nicaragua.

 

La solución para la crisis humanitaria en Venezuela implica exponer y denunciar al Foro de São Paulo y acabar con el soporte regional al régimen de Maduro y a sus actos de violencia contra el pueblo venezolano, que nos afectan a todos en la región.

 

[ D'Vox ]

___

 

Filipe G. Martins‏ es assessor especial de la Presidencia de la República de Brasil para asuntos internacionales.

 

Traducción: Diego Hernández.

 

Please reload

Ideas de 'sobremesa' para el...

E o gigante acordou

1/15
Please reload