La reforma penal en Ecuador: ‘Salve un perro y mate un niño’


El Poder Legislativo del Ecuador esta en medio de un complejo proceso de reformas a su Código Penal que puede abrirle las puertas al aborto en el país. El lobby verde lo ha aprovechado y ha metido entre una centena de propuestas cinco artículos que amplían los casos en los que el asesinato de bebés en gestación no se puniría.

El pasado martes 1 de enero, la Asamblea Nacional de la República del Ecuador (ANRE) dio “carta blanca” para que las propuestas de cambios al Código Orgánico Integral Penal (COIP) se discutan en el pleno. Los tópicos tratados van desde el combate a la corrupción hasta el combate al robo de hidrocarburos, pasando por la legalización del uso "terapéutico" de marihuana, el maltrato de animales y, claro, el aborto.

En Ecuador, la legislación vigente permite el aborto solo por dos causas: si la vida o salud de la mujer están en peligro, o por violación a una mujer con discapacidad. Las penas van de 1 a 5 años de prisión.

El paquete de reformas propone ahora, a través de cuatro artículos, modificar el actual 150 para permitir el aborto en cinco casos más: cuando hubo (i) relación sexual con una menor; (ii) relación incestuosa; (iii) o violación a una mujer adulta, en general; así como por (iv) inseminación artificial no consentida, o (v) si se detectan malformaciones que "haga inviable la vida" del bebé.

Amparo Medina, una experimentada provida ecuatoriana y antigua funcionaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sintetiza bien el panorama en declaraciones que me dió para Actuall: “salve un perro y mate un niño”, en definitiva, así viene los artículos de reforma al COIP”.

El paquete de modificaciones trae tanto artículos que amplían los casos en que no se pune a quién mata bebés en gestación como otros que endurecen las penas - de 1 a 3 años de prisión - a quién mata animales. Los provida ecuatorianos cuestionan por qué los asambleístas, al menos, no ofrecen a los embriones de seres humanos la misma protección que se le dará a los animales.

Por simple solidaridad.

Aunque, apuntan, lo más correcto - y de hecho su obligación - sería atenerse a legislar dentro del marco constitucional vigente. El artículo 45 de la Carta Magna, dice: "las niñas, niños y adolescentes gozarán de los derechos comunes del ser humano, además de los específicos de su edad; el Estado reconocerá y garantizará la vida, incluido el cuidado y protección desde la concepción".

Así de claro.

Si los asambleístas están en desacuerdo con este dispositivo, deberían, primero, modificarlo. Pero no lo hacen. El desgaste para una reforma constitucional y específicamente sobre este tópico tendría un alto costo político. Y lo saben.

Muestra de ello es que el partido del gobierno, el izquierdista Movimiento Alianza País, esta dividido respecto a apoyar o no las reformas sobre el aborto propuestas al COIP.

[ D'Vox ]

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: