Maduro fue investido como 'presidente' por un asesino y miembro de una máfia judicial


El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ante el cual Nicolas Maduro 'juró' el cargo de 'presidente' de Venezuela - de forma ilegítima - este 10 de enero es un órgano hecho a la medida del régimen bolivariano y sumiso al dictador. El TSJ reconocido por la Asamblea Nacional opera en el exilio.

Desde 2015 no sigue el proceso legal - determinado por la Constitución y por la correspondiente Ley Orgánica - para el nombramiento de ministros y Maduro y su círculo cercano ha impuesto de forma express a quién quiere. Un claro ejemplo de ello es Maikel José Moreno Pérez, el actual presidente del TSJ.

Fue él quién invistió a Maduro Moros en la pantomima montada para cornar el fraude electoral del 20 de mayo de 2018. Moreno Pérez es un asesino y miembro de la mayor máfia judicial del país.

El magistrado estuvo dos veces preso por asesinato cuando era policía. El primer crimen aconteció en 1987, en el estado de Bolívar, donde asesinó a balazos a mujer. Estuvo preso dos años y cuando recuperó su libertad fue readmitido en el cuerpo de seguridad.

El segundo lo cometió casi inmediatamente. En 1989, Moreno era oficial de Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención, y fue declarado culpable de la muerte de Rubén Gil Márquez. Lo mató en un tiroteo en el centro de Caracas. Fue a prisión de nuevo y dejado en libertad en 1990.

Luego, fue acomodado el Poder Judicial y se graduó como abogado por la Universidad Santa María en 1995. De forma sorprendente ascendió siempre de la mano de los hombres del poder en turno.

Fue él quién, ya bajo el chavismo y fungiendo como vicepresidente del TSJ desde 2015, ratificó la condena de 14 años de prisión a Leopoldo López, sin prueba alguna. Maduro lo promovió a presidente del órgano en 2017.

De acuerdo con el exmagistrado chavista, Luis Velásquez Alvaray, el actual jefe del Tribunal Supremo pertenece a la llamada "Banda los Enanos", la mayor máfia de magistrados, jueces y fiscales del país, y que controlan los procesos judiciales para los intereses y los amigos del régimen.

Los 'enanos' extendieron sus tentáculos hasta el narcotráfico, el contrabando y el crimen organizado, a través de un estrecho vínculo con el Cártel de los Soles, de los militares venezolanos. El saqueo de la estatal petrolera PDVSA y el financiamiento y armamento de los colectivos chavistas tendría también su huella.

Según Velásques Alvaray, "esta camorra gubernamental siempre la ha coordinado Nicolás Maduro; primero desde la Asamblea Nacional, después desde el ministerio de Relaciones Exteriores y ahora desde Miraflores".

"Hugo Chávez conocía todo el andamiaje - asegura - y ordenaba los envíos a Cuba" para solventar, sistemáticamente, las necesidades de la Isla.

Moreno Pérez fue uno de los siete funcionarios de la narcodictadura chavista que fueron sancionados en abril de 2018 por el Consejo Federal de Suiza a través del congelamiento de cuentas en bancos del país en las que aparecen como titulares.

Lo farsa realizada en Caracas este 10 de enero, fue, como puede verse, un teatro montado entre 'amigos', o mejor, cómplices de un negocio oscuro.

[ D'Vox ]

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: