Con bombarderos nucleares Rusia da demostración de fuerza en favor de la dictadura venezolana

14.12.2018

 

En una inédita demostración de fuerza la Rusia de Vladimir Putin evidenció su apoyo a la dictadura venezolana este miércoles 12 de diciembre a través de una serie de ejercicios militares sobre el Mar Caribe.

 

Durante 10 horas, un par de Tu-160, conocidos como "cisnes blancos", realizaron vuelos junto a dos naves venezolanas, un Su-30 y un F-16. Un "detalle": los dos aviones rusos son bombarderos nucleares.

 

La acción fue divulgada a través de un pequeño video, de 41 segundos, por el Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia, donde se muestra que los aparatos aterrizaron en el aeropuerto de Palo Negro, en el estado norteño de Aragua. El Kremlin confirmó que se trata de bombarderos nucleares.

 

Los dos Tu-160 llegaron al territorio venezolano pasado lunes 10 de diciembre, cinco días después del encuentro de Putin con Nicolás Maduro en Rusia, junto con una avión para transporte militar An-14 y otro de pasajeros Il-62. Una imagen  satelital proporcionada por el servicio DigitalGlobe y publicada en el portal DefenseNews muestra los cuatro aparatos.

 

 

Los rusos fueron recibidos por el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, quién explicó que la finalidad de la acción conjunta era promover "el adiestramiento, capacitación y cooperación militar con el fin consolidar la integración, bajo el principio de no intervención extranjera así como de la autodeterminación de los pueblos". Y subrayó: "estaremos preparados para defender Venezuela hasta el último palmo cuando sea necesario".

 

Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), pidió Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (OPANAL) que tome, con urgencia, las medidas necesarias para verificar que el régimen de bolivariano no tiene armas nucleares, sobre todo después de la presencia de militares rusos en Venezuela.

 

Almagro recordó que Venezuela es signataria de, Tratado de Tlatelolco para la desnuclearización del continente que, en su artículo primero, prohíbe "el recibo, almacenamiento o posesión de armas nucleares por sí misma o por terceros".

 

¿Por qué Rusia evidencia su apoyo a Maduro?

 

La llegada de los bombarderos nucleares a Venezuela acontece menos de una semana después de que Nicolás Maduro se reunió con Vladimir Putin en Rusia, tras de haber asistido a la toma de posesión de Manuel Andrés López Obrador como presidente de México.

 

A su regreso a Venezuela, y en vísperas de las fraudulentas elecciones municipales del 9 de diciembre, el dictador anunció que trajo de Moscú "acuerdos para la inversión petrolera, el crecimiento de la industria y de inversión en minería en el arco del Orinoco por más de 1 mil millones de dólares, [...] estamos construyendo una geopolítica mundial de un mundo multipolar, integrándonos a las potencias emergentes".

 

El gobierno ruso, a través de la compañía petrolera más grande de Eurasia, Rosneft, tiene un pie en los campos petroleros de la nación sudamericana. A cambio de un progresivo control, Moscú preta dinero a Maduro, y ahora, escenifica un pequeño despliegue de fuerza en un momento en que el cerco político se cierra en torno de la narcodictadura bolivariana.

 

El presidente Iván Duque confirmó a principios de diciembre que retirará a su embajador de Venezuela y el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció que le secundará.

 

En la misma línea, el gobierno de Perú anunció que el próximo 19 de diciembre propondrá al Grupo de Lima, integrado por 14 países americanos, romper relaciones diplomáticas con el régimen de Maduro y adoptar medidas concretas para prohibir el ingreso a sus países a los miembros de la cúpula de Maduro.

 

El sucesor de Hugo Chávez reaccionó acusando a los presidentes de Colombia, Brasil y Estados Unidos de estar orquestando una invasión a su país para "dar un golpe imperialista".

 

En realidad, la reacción de varios países de la región al gobierno dictatorial de Maduro obedece a la gravísima crisis social, política y económica que ha generado el éxodo de 3 millones de venezolanos y la quiebra del Estado de derecho, en tanto que, la presencia rusa en ese país, sí obedece a la estrategia geopolítica de Putin, orientada por el euroasianismo - una forma de nacionalismo bolchevique - de su principal ideólogo y asesor, el filósofo Alexandr Dugin.

 

[ D'Vox ]

 

Please reload

Quando o remédio vira veneno

Gobierno y partido oficial hacia el...

1/15
Please reload

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: