Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

Moro: "me cansé de recibir balonazos en la espalda"

13.12.2018

 

Aconteció durante un seminario en Madrid, promovido por la Fundación Internacional por la Libertad, presidida por el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa. Dirigiéndose al público como conferencista invitado, el futuro ministro Sérgio Moro se refirió al alcance limitado de sus decisiones como juez. Aclaró que su trabajo en la Operación Lava Jato estaba llegando a su fin y que "esta podría acabar si no se impulsaran reformas mayores, que yo no podría hacer como juez".

 

No es difícil entender la situación descrita por Moro, ni el uso de una analogía con el futbol. Durante su intervención mencionó la famosa "bola nas costas" o balonazo en la espalda, que deja al zaguero perdido y concede toda la ventaja al atacante. El experimentó ampliamente esa dificultad. Auguraban a su trabajo las tragedias que sufrió la operación italiana Manos Limpas, que llevó a la sepultura al juez del caso y las realizaciones de ese proceso. Transitaban ante la mesa de Moro personalidades poderosas de los ámbitos de la política y los negocios, que conseguían acceso al Supremo Tribunal Federal (STF) con tan solo chasquear los dedos.

 

¡Cuántas noches mal dormidas aguardando deliberaciones del Supremo, donde la Justicia a veces hace el bien, a veces hace el mal, sabiendo muy bien a quién! Moro trabajaba sintiendo el hálito putrefacto de la vanidad, los celos y el ódio que su creciente popularidad hacía exhalar de los penthouses del poder. La nación, día a día, contemplaba todo esto y se compadecía. Moro se tornó símbolo de la lucha contra la corrupción. A veces, en su 13ª Tribunal de la Justicia Federal, en Curitiba, la larga fila de las confesiones recordaba el período litúrgico de preparación para la Pascua. Era la 'sangria' que necesitaba ser estancada, según el 'dicho' metafórico del senador Romero Jucá cuando vió, alarmado, caer en manos de la justicia a corrupto tras corrupto. Y eso, para el diligente juez, significaba nuevos y reales enfrentamentos que vendrían, y de hecho, llegaron.

 

Queda bien comprendida, entonces, la decisión que tomó. Los que esperaban ansiosos la llegada de un gobierno que debilitara la Lava Jato tendrán que convivir con la operación amplificada y personificada en uno de los dos hombres más fuertes del gobierno... Mejor aún si, al fin de este periodo como ministro de Justicia, llega a ocupar el lugar de aquellos miembros del Supremo a quienes tanto malestar ha causado su combate a la corrupción.

 

Son signos de los nuevos tiempos por los que esperábamos ansiosos. Me alegró por eso leer sobre lo que Moro dijo en Madrid el mismo día en que tomé conocimiento de los compromisos recientemente formalizados en el 1º Congreso del Ministerio Público Pró-Sociedad. ¡Es hermoso! Hermoso ver a tantos profesionales de esa noble carrera de Estado comprometiéndose con el perfeccionamiento de su misión y con la consolidación de una agenda de combate a la criminalidad y a la impunidad. Desde hace mucho tiempo la sociedad es vista, desde los círculos de poder, como mera proveedora de los recursos económicos, pagadora de todas las cuentas. Estamos teniendo nuestro país de vuelta, creo que esta siendo colocado, por fin, en buenas manos.

 

[ D'Vox ]

___

Percival Puggina es miembro de la Academia Rio-Grandense de Letras, arquitecto, empresario, político y escritor, integrante del grupo Pensar+. Tiene un blog personal: Puggina.org.

 

Please reload

Ideas de 'sobremesa' para el...

E o gigante acordou

1/15
Please reload