Bolsonaro ¿misógino, homofóbico, racista y fascista? ¡Para nada! Habla la diputada federal más votada de Brasil

24.10.2018

 

Debido a su valor informativo, publicamos aquí la entrevista que realicé con la diputada federal electa Joice Hasselmann, la mujer más votada a un cargo legislativo federal en la historia de Brasil, y que fue publicada este lunes en Actuall. La periodista recibió más de un millón de votos y es aliada de Jair Bolsonaro. Convive con él politico desde hace cinco años y garantiza que es un hombre común y no aquel monstruo que la prensa 'progresista' ha inventado.

 

“Bolsonaro no es el monstruo que la prensa nacional e internacional pinta, ni fascista, ni misógino, ni racista, ni homofóbico, le conozco y convivo con él desde hace cinco años… es un hombre tradicional, que tiene un alto sentido de la autoridad y que defiende valores”.

 

Quien habla es Joice Hasselmann, una periodista que integra parte del círculo cercano de Jair Bolsonaro y que fue electa al cargo de diputada federal por São Paulo en la elección del pasado 7 de octubre.

 

Su llegada a la Cámara de Diputados se da de una forma impar: obtuvo la mayor votación que una mujer haya recibido en la historia del país un parlamentario federal: 1.200.000 votos. Sin duda, será “la voz femenina de Bolsonaro” en el Congreso, forma parte de la bancada electa por el Partido Social Liberal (PSL), el mismo que postula al exmilitar.

 

Actuall conversa con ella, que es enfática al afirmar que un nuevo tiempo se abre para Brasil, que Bolsonaro es “un punto fuera de la curva”, representa un cambio real y no cosmético para Brasil y que está ya abriendo grietas en el establishment. “Es hora de enderezar el país”, asegura.

 

El próximo 28 de octubre se producirá el desempate electoral entre Jair Bolsonaro, un outsiderque está recogiendo el desencanto del pueblo brasileño y Fernando Haddad, el ‘delfín’ de Lula da Silva, que carga con la herencia de corrupción, intervencionismo y degradación del Partido de los Trabajadores.

 

Usted fue electa con la mayor votación registrada para una mujer al cargo de diputada federal en la historia de este país. Más de un millón de votos. ¿A qué atribuye una victoria tan contundente?

 

Atribuyo esa victoria a que la población no cree más en la política antigua y al hecho del pueblo quiere un cambio verdadero. Yo hice una de las campañas más baratas en la historia de São Paulo, si consideramos lo que gasté y los votos que obtuve, cada voto costó 5 centavos de real, es algo increíble.

 

Fue realizada por voluntarios, de una forma muy simple y tuve la mayor votación de la historia para una mujer. ¿Por qué? Porque el pueblo no aguanta más. Quiere devolver eso que los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) le quería obligar a aceptar. Creo que es un verdadero grito de protesta: Es un no a la corrupción, no a la izquierda, no a todo aquello que llevó a la gravísima situación en la que ahora se encuentra.

 

¿Cuáles serán sus prioridades en la Cámara de Diputados?

 

Mi prioridad será, en un primer momento, impulsar la agenda del nuevo gobierno -pues estoy segura que Bolsonaro ganará el balotaje el próximo domingo 28 de octubre- para destrabar la economía brasileña, reducir impuestos, realizar algunas reformas estructurales que son importantes. Vamos hacer “girar la rueda” para que haya generación de empleo y renta. Debemos arreglar la casa. Así, lo primero será la agenda económica junto con la de seguridad pública.

 

¿El gobierno tendrá una agenda para los temas de vida, familia y libertades en el Congreso?

 

Bolsonaro es un político que aprecia y defiende esos valores. Tuvo un papel muy activo y firme en la Cámara en ese sentido.

 

Todo indica que usted será una voz fuerte en el Congreso. ¿Cuál es su posición frente a las tentativas de ampliar el aborto legal en el país?

 

Soy contraria a agendas abortistas. Mi posición es no al aborto.

 

¿Y respecto a la agenda ideológica de género?

 

También soy contraria a la ideología de género. Los niños deben crecer como niños, en ambientes protegidos. Ya como adultos decidirán lo que hacen con su vida sexual.

 

¿Sobre la libertad de educación de los padres de familia?

 

Debe respetarse. Aquí comento dos iniciativas importantes que ya forman parte del debate público. La Educación en casa, o homeschooling, depende de las condiciones intelectuales que la familia tenga para brindar la instrucción que ofrecen las escuelas a sus hijos. Es necesario que se reconozca esa posibilidad y que el Ministerio de  Educación coloque algunos criterios razonables para su implementación. Los niños deben ser alfabetizados y tener una base mínima de instrucción.

 

Otra Iniciativa es ‘Escuela Sin Partido’, que pretende impedir el adoctrinamiento ideológico-partidista en el sistema de educación. ¿Usted apoya ‘Escuela Sin Partido’?

 

Estoy totalmente a favor. Y ya hay una iniciativa tramitándose en la Cámara.

 

¿Cuál es su opinión respecto a las uniones de personas del mismo sexo equiparadas al matrimonio?

 

Depende de lo que se entienda por “matrimonio gay”. ¿Religioso o Civil? Respecto al civil, creo que es un contrato entre dos personas y no creo que el Estado deba intervenir. Estoy a favor de la libertad de las personas decidir lo que quieren y asumir las responsabilidades derivadas de ello. Cásense y sean felices. Respecto a la Iglesia, son las comunidades religiosas que deben decidir también sin la intervención del Estado.

 

Se acusa a Bolsonaro de ser misógino, machista y homofóbico.

 

No es machista, es un hombre protector, protege a las mujeres, a los niños. Y no es homofóbico, solo se opone a que haya un incentivo a la homosexualidad entre los niños, y aún más, rechaza todo tipo de sexualización precoz de la infancia.

 

También dicen que es racista.

 

¿Racista? Él se casó con la hija de un negro. A su suegro le dicen “negrão”. Uno de sus amigos más cercanos es el Helio Barbosa Lopes, es un negro, y fue el candidato a diputado federal más votado en Rio de Janeiro. Jair no tiene nada de racista.

 

¿Y fascista, autoritario, violento?

 

Vea usted quién dice que es fascista y por qué. No hay una única declaración suya que le ligue con lo que realmente es el fascismo. Ninguna.

 

¿Autoritario? Él es un militar y tiene un sentido de autoridad más elevado que el promedio de los brasileños, pero reconocer la importancia de la autoridad no le torna autoritario. Hoy ese sentido del papel relevante de la autoridad se perdió incluso en muchas familias y es importante rescatarlo.

 

¿Violento? Nunca cometió un acto de violencia. Fue él quien fue víctima de la violencia al recibir una cuchillada en plena campaña.

 

¿Bolsonaro es realmente un outsider, un hombre fuera del sistema?

 

Totalmente. Es un hombre fuera del sistema. Bolsonaro es un político que no tiene precio, le conozco bien y convivo con él desde hace cinco años, tiene autoridad moral y es verdaderamente un punto fuera de la curva. Representa un cambio real y no cosmético para Brasil.

 

Pero ¿podrá desmontar el establishment?

 

Todo el mundo me pregunta eso, si realmente va a conseguir desmontar el establishment… Yo creo que sí y que de hecho ya lo está haciendo. Tenemos un papel importantísimo. Intentaré contribuir desde el Congreso que sus reformas sean aprobadas. Es un nuevo tiempo de Brasil. Es hora de enderezar nuestro país.

 

[ D'Vox ]

 

Please reload

Quando o remédio vira veneno

Gobierno y partido oficial hacia el...

1/15
Please reload

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: