Victoria Celeste: 38 votos contra 31 derrumban la legalización del aborto en el país


Por 38 votos contra 31 el Senado argentino rechazó la madrugada de este jueves 9 de agosto un proyecto de ley que pretendía legalizar el aborto ampliamente en el país. Hubo dos abstenciones.

El 'no' se impuso a pesar de fuertes presiones internacionales, de la inyección millonaria de recursos en favor del 'si' y del doble incumplimiento del presidente Mauricio Macri, que había prometido en campaña no dar espacio al aborto en su gobierno y, luego, de no intervenir en el proceso legislativo.

El resultado de la votación es idéntico a la proyección que había sido divulgada por la prensa y confirmada por los líderes provida que realizaban cabildeo en el Congreso Nacional.

La sesión donde se debatió y votó el proyecto, que en junio había conseguido media sanción de la Cámara de Diputados por tan solo cuatro votos, se extendió por más de 17 horas ininterrumpidas.

La mayoría de los parlamentarios dieron voz con su voto al multitudinario movimiento popular - conocido coloquialmente como Ola Celeste - que llevó a las calles de la Capital Federal y de las 23 provincias del país a 5 millones de personas portando pañuelos azules y que entregó al Congreso de la Nación más de 1 millón de firmas pidiendo el rechazo a cualquier ampliación al aborto.

La iniciativa derrotada permitía el asesinato de bebés de forma irrestricta durante las primeras 14 semanas de gestación y, luego, hasta el nono mes bajo tres causales. Además limitaba la objeción de conciencia personal y prohibía la institucional. Menores de edad podían recurrir a la práctica sin autorización de sus padres.

Fue inicialmente presentada al Legislativo por un colectivo de organizaciones que reciben robusto financiamiento internacional de organismos y fundaciones internacionales y de la International Planned Parenthood Federation (IPPF), el mayor consorcio de clínicas para el aborto y venta de tejido fetal en el mundo.

Aunque la iniciativa no podrá ser votada nuevamente durante un año, hay casi una decena de proyectos de ley alternativos que están ya en fila para ser propuestos a la primera oportunidad. Esto fue anunciado enfáticamente por algunos senadores cuando vislumbraron la derrota durante el debate que precedió a la votación.

El propio presidente Macri declaró a la víspera de la votación que, independientemente del resultado en el Senado, integraría en la reforma que esta en proceso al Código Penal algunos dispositivos para despenalizar el aborto. Después del apabullante e inédito triunfo habrá de ver si el mandatario se empeña en ampliar una práctica masivamente repudiada por el pueblo que gobierna.

El inmenso arrastre de la 'ola celeste', la articulación de sus líderes y del grupo de parlamentarios que maniobró al interior del Congreso para garantizar el respeto del derecho a la vida, permiten pensar que hay una base sólida para enfrentar esas nuevas ofensivas o, incluso, para llevar al gobierno y demás actores del sistema a una mesa de negociación.

[ D'Vox ]

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: