Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

Nos están cazando: la valiente denuncia de un médico nicaragüense

02.08.2018

 

Recibí ayer la carta de un médico nicaragüense relatando con detalles la dramática persecución que su gremio está viviendo en el país por una sola razón: cumplir el juramento de salvar vidas.

 

El gobierno sandinista ha impuesto dificultades para la atención de los heridos y tornado los hospitales lugares donde el secuestro es un hecho común. Entonces, los galenos han salido a las calles y a las iglesias a tender a las víctimas de la brutal represión oficialista.

 

El régimen ha respondido tratándolos como criminales, les pretende estigmatizar como terroristas para justificar una onda masiva de despidos y no se ha quedado allí: los esta identificando y cazando. Uno a uno. Esta es una muestra más de lo que está a la muestra de todos. En Nicaragua se ha instaurado el Terror.

 

Quien escribe la carta es un connotado médico provida. He decidido retirar su nombre y las referencias personales que hace en el texto par evitar que - como de dos médicos de la junta directiva de Asociación Médica Nicaragüense - sea publicado un cartel pidiendo su cabeza. La carta es real y esta en mis manos, Los hechos que narra son también reales. Los confirmé todos.

 

Así, con el permiso del autor, reproduzco casi en su totalidad, su valiente denuncia:

 

Estimado amigo, me es grato saludarte nuevamente, y reanudo comunicación contigo para ponerte al tanto de lo que está ocurriendo en Nicaragua.

 

[ ... ] Desde el inicio de las protestas en nuestro país contra el régimen sandinista, en abril 19, se dio el fallecimiento del niño de 15 años Álvaro Conrado porque le cerraron las puertas del hospital más cercano, que pertenece a una empresa previsional del Seguro Social, cuyos propietarios son de la esfera gubernamental, siendo posteriormente llevado al Hospital Bautista, de carácter privado, donde por la tardanza, no fue posible salvarle la vida.

 

Simultáneamente, en la ciudad de León, donde está la Facultad de Medicina y Hospital Escuela, los estudiantes de Medicina fueron sacados de dicho centro y prohibieron atender a los lesionados en las protestas en esa ciudad. Y esa prohibición se dio a nivel de los Hospitales dependientes del Ministerio de Salud. Ante esa circunstancia, muchos médicos se prestaron, en todo el país en brigadas para dar atención tipo prehospitalaria en refugios, iglesias y sus consultorios privados.

 

En Managua, el Hospital privado y de mas alto nivel en el país, el Vivian Pellas, al igual que el Hospital Bautista, abrieron sus puertas para atender gratuitamente a todos los heridos que les llegasen, y los médicos acreditados, igualmente ofrecer gratuitamente sus servicios.

 

Muchos médicos de los hospitales estatales, declararon públicamente que ellos atenderían en los hospitales a quien llegase. Se dio entonces la circunstancia que a esos hospitales después llegaban los parapoliciales y se llevaban a los heridos, una vez que se les trataba, o bien recogían la información de sus viviendas para ir a secuestrarlos posteriormente. De esa forma, los manifestantes temían ir a esos hospitales y los médicos atendían también fuera de los hospitales.

 

Hace un par de semanas, después que el gobierno terminó la terrorífica campaña denominada 'operación limpieza', que masacró a la población de varias ciudades quitando las 'barricadas' y 'tranques', con fuerza paramilitar dotada de armamento de alto calibre contra población y estudiantes desarmados, el sistema represivo ha cambiado.

 

Ahora hay persecución casa por casa de personas que han identificado tanto en marchas como en las barricadas y tranques, secuestrando, porque lo hacen sin orden oficial, a los ciudadanos y familiares que se les antoje, judicializándolos después con procedimientos ilegales, celebrando juicios a puertas cerradas, con falsos testigos encapuchados, y los supuestos reos, no han sido vistos ni por los familiares.

 

Simultáneamente, han persiguen a los médicos que voluntariamente atendieron a los lesionados, tanto en hospitales como extra hospitalariamente. En la ciudad de León comenzaron despidiendo en el Hospital Escuela, a 40 trabajadores de la salud, incluyendo a los mejores especialistas que al mismo tiempo son docentes de la Facultad de Medicina, igualmente a enfermeras que dieron atención a heridos. Esta ola de despidos se está haciendo ya a nivel nacional.

 

En el ataque [ ... ] a la parroquia de Jesús de la Divina Misericordia, que ha sido noticia mundial, dos médicos de la junta directiva de Asociación Médica Nicaragüense, doctor Ricardo Pineda, y doctor Carlos Duarte pasaron toda la noche en el sitio atendiendo a los heridos. De inmediato circularon carteles de búsqueda como si fuesen delincuentes y acusándolos de terrorismo, por lo que tuvieron que escapar del país.

 

El doctor Carlos Duarte, que salió por veredas a Honduras, ahora está en Miami y ya fue entrevistado por CNN. El doctor Pineda, está en Costa Rica. Ambos, transmitieron durante el ataque, desde la Iglesia, llamados de auxilio esa noche, donde se les ve con sus estetoscopios en la atención a los heridos.

 

La policía nacional buscó al actual Presidente de Asociación Médica Nicaragüense, Dr. Abraham Villanueva, en su consultorio. El no se encontraba en ese momento, pero hay temor que en cualquier momento lo involucren en algo.

 

El día de ayer 31 de julio, hubo una marcha de protesta a favor de los médicos con la participación de médicos y estudiantes, pero los despidos de los hospitales públicos siguen, y ahora andan haciendo investigaciones en los Hospitales privados que dieron atención gratuita a los heridos, donde el Ministerio de Salud está pidiéndole los expedientes de los atendidos, los cuales tienen los datos de las víctimas y el personal de salud que los atendió.

 

Nos están cazando [ ... ] concluyo agradeciendo tu atención y reiterándote mi amistad.

 

Fraternalmente,

[ Nombre ]

[ D'Vox ]

 

Please reload

Chile: la capitulación

Por que o STF faz tanto mal ao Brasi...

1/15
Please reload