Más de 7 mil argentinos provida tocaron a la puerta de Macri y pidieron: 'presidente, cumpla su


La 'ola celeste' - como es conocido el multitudinario movimiento popular en favor de la vida en Argentina - llegó hasta la residencia oficial del presidente Mauricio Macri, llamó a la puerta y dejó un recado: "señor presidente, cumpla con su palabra y no sea cómplice en la legalización del aborto en el país”.

Más de 7 mil argentinos se concentraron en la avenida Maipú, en el cruce con la calle Julio Roca, de Buenos Aires, a las 19 horas del lunes 30 de julio para de allí dirigirse a la Residencia Presidencial de Olivos, a un un kilómetro de distancia.

La multitud se plantó ante la casa oficial de Macri durante casi dos horas para entregarle una carta a nombre de los millones de argentinos que en los últimos meses, a lo largo de todo el territorio nacional, han manifestado publicamente su repudio a la tentativa de imponer una ley que permite el descarte impune de bebés en gestación.

"Hemos pedido coherencia y coraje al presidente Mauricio Macri que, en campaña y repetidas ocasiones ya en el cargo, reconoció que hay vida desde la concepción y dijo que su gobierno la protegería", explicó a D'Vox Alejandro Geyer, coordinador de la organización Marcha por la Vida.

Un vocero de la plataforma Unidad Provida, que agrega decenas de organizaciones ciudadanas, subrayó a este medio que solicitaron expresamente que el Poder Ejecutivo no intervenga en la votación del próximo 8 de julio en el Senado para que los parlamentarios voten libremente y en conciencia.

La solicitud no es gratuita. Obedece al escándalo que ha generado la descarada y decidida intervención del ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, en el proceso legislativo maniobrando a favor de los abortistas.

El funcionario ha divulgado cifras infladas de los abortos provocados y muertes maternas por tal práctica en el país. Ha modificado los números en diversas ocasiones sin ofrecer sustento estadístico alguno.

Mintió también asegurando que el juramento hipocrático ya no se realiza "desde hace muchos años” con los nuevos médicos y se han revelado recientemente sus vínculos con organizaciones internacionales abortistas.

Esta actuación se ha realizado a pesar de que el presidente Macri prometió que ni él ni los miembros de su gobierno intervendrían en el debate, no influirían ni para un lado, ni para el otro.

Pero el mandatario cumplió esa promesa tanto cuanto aquella en la que, en campaña y al inicio de su administración, aseguró que protegería el derecho a la vida de los nasciturus.

Además de haber sido él quien abrió las puertas del debate para la legalización, hay testimonios de que intervino a través de emisarios para favorecer el voto a favor del proyecto de ley y se sospecha de que ‘compró votos’ en la votación de Diputados a través de la transferencia de recursos a una Provincia.

La votación en el Senado esta muy cerrada, pero 35 de los 72 parlamentarios han manifestado que darán un voto provida. Y la presidente de la Casa, que vota solo en caso de empate, es también contraria al aborto. De allí la exigencia de los manifestantes de que Macri cumpla su palabra - por lo menos esta vez - y no intervenga.

A la manifestación a la Residencia de Olivos comparecieron mayoritariamente familias enteras y jóvenes, muchos jóvenes, portando pañuelos azules con el lema “salvemos las dos vidas” y hondeando banderas de Argentina.

De forma irónica El Clarín tituló su nota sobre el acto de la siguiente forma: “Vecinos ‘provida’ protestaron frente a la Quinta de Olivos” e informó que hubo solo poco más de mil personas. Las dos, mentiras. Los registros gráficos le desmienten.

“Salimos, señor presidente, cuando podemos, sin ninguna recompensa de dinero, no nos ‘garpa' nadie. Salimos en familia, con nuestros hijos, nuestros padres y nuestros abuelos, en completo orden y respeto. Salen los jóvenes con sus pañuelos celestes después del haber ido al colegio, porque no van al colegio a ‘tomarlo’ sino a estudiar”, dijo Gayer en un breve discurso dirigido a Macri a las puertas de su residencia oficial.

“Señor presidente, las dos vidas estan en peligro. La de la mujer y la del niño. Lo que les amenaza se llama aborto, aunque lo quieran disfrazas con otros nombres es asesinar un niño en el vientre materno, y eso es peor que una guerra”, puntuó.

“En la guerra, el soldado tiene un arma y puede defenderse, el niño por nacer no, esta indefenso; en la guerra, la madre sufre, llora y reza por el hijo que esta en el frente de combate, en el aborto la madre no reza, no espera, decide matar a su propio hijo; en la guerra el médico hace hasta lo imposible para salvar la vida de los heridos, en el aborto se convierte en verdugo de niños y viola el juramento que hizo, que hicieron y hacen todos los médicos, aunque haya algún ministro de mala memoria o mala intención que lo niegue”, dijo.

“Venimos hasta su casa a pedirle solo dos cosas: coherencia y coraje. [...] Usted dijo que hay vida desde la concepción, pues esa vida es la de un compatriota suyo al que debe defender; [...] defiéndala de grupos minoritários, de grupos de presión, de intereses económicos que buscan lucrar con la muerte de inocentes. Usted también es presidente del niño por nacer".

La multitud aplaudía y coreaba: "Si a la vida, señor presidente; no al aborto, le dice la gente".

'Casualmente’ Macri no estaba en el local, sin embargo, la seguridad fue reforzada. La carta de los manifestantes fue recibida por funcionarios.

El debate sobre la legalización del aborto hasta la 14 semana de gestación, bajo cualquier motivo, y hasta el nono mes en tres amplias causales, concluye hoy, 31 de julio, en el Senado, y el miércoles 1 de agosto será firmado el dictamen del proyecto que llego con la media aprobación de la Cámara de Diputados.

Una marcha más fue convocada, ahora en el Congreso de la Nación, para el día 8 de agosto, a las 19 horas, cuando la totalidad de los senadores votarán la polémica iniciativa que ha dividido al país.

[ D'Vox ]

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: