Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

'Ya demostramos que podemos vencer' dice Lula al Foro de São Paulo

18.07.2018

 

El expresidente brasileño Luiz Inácio 'Lula' da Silva, actualmente en prisión por corrupción y lavado de dinero, envió un mensaje claro a los participantes del XXIV encuentro del Foro de São Paulo (FSP): en los noventa teníamos una situación similar a la actual, ya demostramos que la izquierda puede vencer, unámonos y hagámoslo de nuevo.

 

Estas ideas del cofundador del FSP fueron presentadas a lo largo de un video de cinco minutos con imágenes de las acciones que el Partido de los Trabajadores (PT) ha realizado para pedir su libertad y leído no por él sino por un tercero en lengua española.

 

Lula agradeció el apoyo que los miembros del Foro le han brindado ante la "persecución política" que dice sufrir por parte de "la derecha", que "no sabe convivir con la democracia". Según él, a través del poder judicial quiere impedírsele "regresar al gobierno y recuperar la dignidad, la libertad y los derechos del pueblo".

 

El expresidente subrayó que el FSP, criado por él y por Fidel Castro en 1990, surgió en un contexto semejante al actual, con el ascenso del neoliberalismo en la economía y la política, pero en el marco del fin de los regímenes del socialismo real y de la bipolaridad del sistema internacional.

 

"Cuando Fidel y yo propusimos que la izquierda latinoamericana debería reunirse para analizar las profundas transformaciones que vivíamos [...] teníamos clara la importancia de la iniciativa" que se convirtió en “el más importante, amplio y duradero foro de debates y formulaciones de la izquierda a lo largo de estos 28 años” y que logró que sus miembros gobernaran varios países de la región.

 

Aseguró que los cambios generados por esas administraciones 'progresistas' incomodaron profundamente a una élite que "no tolera a la izquierda en el gobierno, ni el 'ascenso' del pueblo excluído a sus derechos mínimos como alimentos, salud, educación y vivienda". Por eso - dijo - ejecutaron ‘golpes de estado’ en Honduras, Paraguay y Brasil.

 

"Yo siempre dije que si quieren disputar con nosotros que lo hagan políticamente, que nos derroten democráticamente, que sea el pueblo decida, pero nos tienen miedo", afirmó.

 

El exsindicalista también repudió las sanciones 'criminales' aplicadas contra Venezuela y la continuidad del bloqueo sufrido por Cuba.

 

Y lanzó un llamado: "las dificultades que enfrentamos hoy requieren, más que nunca, la presencia, posiciones y acciones del Foro de São Paulo, [...] y un elemento esencial en este momento es la unidad de la izquierda en este enfrentamiento político con las élites reaccionarias, entreguistas e intolerantes de América Latina".

 

"Cuando iniciamos esta tarea nadie dijo que sería fácil pero ya demostramos que podemos vencer", puntuó.

 

El video concluye con la misma victimización con la que inicia: “quiero reafirmar mi inconformidad por estar impedido de presentar este mensaje personalmente devido a la persecución política a la que estoy sometido por una condenación absurda y kafkiana por un crímen que no existe. Quieren impedirme de disputar a las elecciones en Brasil este año, pero jamás me callarán y tampoco me impedirán de luchar por los derechos del pueblo brasileño, latinoamericano y caribeño”.

 

Cinco comentarios respecto al mensaje:

 

1. El cofundador del Foro de São Paulo tiene aquí un discurso 'rojo', socialista, que no es el mismo que le llevó al poder en 2002 y en 2006. Aquel era el 'Lulinha, Amor e Paz' que lazó la Carta al Pueblo Brasileño que calmó a los mercados y cerró el pacto con las élites. Este es el 'Lula' del Foro de São Paulo, del PT que hoy es oposición. ¿Cuál es el verdadero?

 

2. Su dura crítica a las 'élites' que no soportan a 'la izquierda en el gobierno' no pasa de mera hipocresía. Sus ocho años de gobierno en Brasil se desarrollaron en una clara alianza con las élites económicas del país. Los mayores beneficiados de sus administraciones fueron los banqueros o las megacontructoras como Odebrecht, con quien realizó jugosos negocios ilícitos.

 

3. La narrativa de la 'persecución' y el 'golpe' son insostenibles. Basta ver la documentación de sus procesos judiciales. Él asegura que "no hay una viva alma más honesta" que la suya, sin embargo, en la época del escándalo de 'Mensalão' (la compra de votos de parlamentarios a través de una 'mesada'), se comprobó que fueron sus dos hombres fuertes dentro del gobierno y la propia cúpula del PT la que negociaba y pagaba, aunque él decía no saber de nada.

 

Esta preso ahora por aceptar la reforma de un departamento triple y una casa de descanso en el interior de São Paulo, por parte de la omnipresente Odebrecht, y tiene abiertos siete procesos más por obstrucción de la justicia, desvio de recursos de la estatal Petrobras, asociación delictiva, tráfico de influencias, corrupción y lavado de dinero. También es investigado por enriquecimiento inexplicable su hijo, Fábio Luís da Silva, "Lulinha".

 

En juicio, cuando intentó explicar ante el juez Sergio Moro cuál es el monto de sus ingresos mensuales dijo:

 

“Son seis y poco (mil reales) de jubilación, más los 20 (mil reales) que mi mujer recibía, que cambió ‘pa’ 30 (mil reales), pero ella noo recibió ni uno de 30 (mil reales) porque murió antes. Puede ser 30 mil, pero hay más porque hay la donación para mis hijos... podría llegar a cuánto... 50 mil. No sé, estoy intentando adivinar aquí, doctor”.

 

4. Cuando Lula, con bellas palabras, habla de defender los 'derechos sociales' del pueblo hay que recordar que fue durante sus ocho años de gobierno y durante el mandato y medio de su sucesora, Dilma Rousseff que se implantó en Brasil una agresiva política de ingeniería social que permitió el avance de la agenda abortista, lgtbista y de género en el país. La nada democrática imposición de las agendas de minorías sobre las mayorías.

 

5. Con todo, dejando de lado la retórica victimista, el mensaje de fondo que suelta el cofundador del Foro y del que se debe tomar nota es este: en los noventa, cuando el FSP se fundó la izquierda tenía una situación similar a la actual, nos unimos y vencimos; unámonos hoy y hagámoslo de nuevo. Todo un programa de acción.

 

Lula no es el único en decirlo. Evo Morales, también presente en el encuentro, al llegar a la Isla dijo que venía a participar del 'relanzamiento' del FSP. Veremos.

 

[ D'Vox ]

 

Please reload

Ideas de 'sobremesa' para el...

E o gigante acordou

1/15
Please reload