Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

Una budista, un evangélico, un católico y un agnóstico 'toman' el Obelisco de Buenos Aires y lo 'pintan' de celeste por la vida

22.06.2018

Buenos Aires, 20 de junio, once de la mañana. Un pequeño grupo de muchachos se planta en el Obelisco, icónico punto de referencia en la capital argentina. Inicialmente son cuatro: una budista, un evangélico, un católico y un 'sin religión'. Todos portan pañuelos azules y sonrisas en el rostro.

 

Son amigos y universitarios, tienen opiniones dispares sobre muchas cosas pero una convicción común los ha llevado hasta allí: la ley del aborto que avanza en el Legislativo es un acto de violencia.

 

Ellos estuvieron en vigila, fuera de las instalaciones del Congreso de la Nación, durante la madrugada en que los diputados debatieron el proyecto, del 13 para el 14 de junio. Al final, en la mañana recibieron con amargura el resultado: la media sanción fue otorgada por sólo cuatro votos... sacados bajo presión y chantaje.

 

Están convencidos que la mayor parte de la población del país es provida y por eso han salido a la calle. El 'juego' o la 'batalla' no ha terminado.

 

No pertenecen a ningún grupo organizado pro-vida. Se 'autoconvocaron' e invitaron a amigos a través de las redes sociales. El llamado se 'viralizó' y llegaron centenas de personas. Muchas otras, que pasaban por el local, se sumaron.

 

 

Durante el 'plantón' realizaron dos actos uno al medio día y otro a las tres de la tarde: rindieron honras a la bandera, cantaron el himno nacional e hicieron una proclama por la vida. El ambiente era de urgencia, esperanza y alegria.

 

La mayoría de los que llenan la plaza son jóvenes o familias. Se sientan en el piso, cortan paño con el que hacen 'pañoletas celestes' para entregarlas a los transeúntes. Casi nadie las rechaza.

 

 

Los 'autoconvocados' aseguran que hay muchos más jóvenes que coinciden con ellos. "Esto no tiene que ver con religión, yo soy budista y mis amigos cristianos, tampoco con política partidaria, tememos que salir de nuevo a las calles para que se vea una vez más que Argentina es provida. Esto no se ha acabado", dice Milena Cabra, una de las jóvenes convocantes.

 

Efectivamente esto no se ha acabado. Han 'pintado' el obelisco porteño de celeste. Es apenas el 'primer tiempo'. (d'vox).

 

Please reload

AMLO su ansiedad política y la reali...

Ideas de 'sobremesa' para el...

1/15
Please reload