En el Congreso argentino hay diez veces más firmas contra el aborto que a favor de este

13.06.2018

 

Casi 700 mil argentinos han dado su nombre para exigir al Congreso de la Nación que rechace una iniciativa de ley que pretende legalizar el aborto en el país.

 

El martes 5 de junio fueron entregadas 417 mil rúbricas a la Cámara de Diputados, y una semana después, el 12 de junio, 240 mil más. Un total de 657 mil.

 

El número es diez veces mayor que las 67 mil firmas entregadas el 30 de mayo a los diputados por los colectivos feministas. La diferencia es contundente.

 

Las firmas provida fueron recibidas, en un ambiente familiar y festivo, por las diputadas María Gabriela Burgos, Gisela Scaglia, Carmen Polledo, Cornelia Schmidt-Liermann, y la senadora Miriam Boyadjian.

 

La recolección de las mismas fue realizada durante semanas casa por casa, en la calle y también a través de plataformas online por voluntarios de decenas de organizaciones ciudadanas.

 

¿Quiénes son aquellos que firman solicitando que se rechace el aborto para 'salvar las dos vidas'?

 

Responde Martha de Rodríguez, una de las más activas líderes del levantamiento: "Es gente que no es militante, es gente común, que esta indignada con esta tentativa de liberar el aborto y, en especial, con la virulencia de la campaña que la esta impulsando",

 

En conversación con D'Vox explica que el objetivo de la petición entregada a la Cámara es mostrar a los parlamentarios el masivo repudio popular a la iniciativa abortista.

 

"Hay una campaña muy fuerte en los medios de comunicación que opaca o invisibiliza la voz del pueblo, estas firmas dan voz a ciudadanos concretos, que no quieren ser silenciados", subraya.

 

Con ella coincide Silvina Spataro, directora de campañas de CitizenGO en Argentina: "Lo que evidencian estos cientos de miles de firmas es que Argentina es provida, el pueblo esta a favor de las dos vidas: la del bebé y de la madre, por lo que queremos que nuestros legisladores hagan un esfuerzo para dar una respuesta real a las mujeres con embarazos inesperados y ofreciendo la falsa salida del aborto".

 

Spataro señala que el lobby abortista esta ejerciendo una fuerte presión mediática sustentada en poder económico que no es siempre transparente.

 

El debate y votación en la Cámara acontece hoy, 13 de junio, y, si aprobada, permitirá el asesinato de bebés en gestación, por cualquier motivo, hasta las 14 semanas de desarrollo. Después, hasta los 9 meses, bajo tres supuestos: violación, riesgos para la salud "física, psíquica o social de la mujer", y malformación fetal.

 

María de los Ángeles Mainardi, presidente de Estilo de Mujer, asegura que "las firmas entregadas son una respuesta genuina de gente que se quiere expresar y decir que aquellos en los que han votado no han recibido de ellos la potestad de decidir sobre la vida de los más inocentes".

 

"En última instancia, deberían darle protección a los bebés en gestación y no eliminarlos. Legalizar el aborto es aceptar la renuncia del Estado a su deber de proteger los derechos humanos; semejante tema no puede ni debe ser decidido así, y mucho menos por un voto o dos de diferencia", indica.

 

[ D'Vox ]

 

Please reload

O holocausto dos postos de trabalho

México, el profeta y la 'Revoluc...

1/15
Please reload

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: