Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

Dos marchas mostrarán hoy que Perú y Colombia son provida

05.05.2018

 

El sábado 5 de mayo acontecen dos de las mayores movilizaciones anuales en defensa de la vida en Latinoamérica. Perú y Colombia serán sus escenarios y se prevé que, como en otros años, sean multitudinarias. Juntas, las dos podrían en un solo día movilizar en torno de un millón de personas.

 

Aunque se desarrollan en contextos muy diferentes, el objetivo de ambas es el mismo: evidenciar el respaldo de nuestros pueblos a la inviolabilidad de la vida humana, desde su concepción hasta la muerte natural, y subrayar su relevancia social y política.

 

En Perú, la Marcha por la Vida, inicia a las tres de la tarde, hora local, y se realizará en cinco ciudades: Lima, Cañete, Piura, Moyobamba y Ayacucho. La mayor concentración se espera en la capital del país. Otras ciudades ya celebraron la marcha el 25 de marzo como Arequipa, donde concurrieron más de 150 mil personas.

 

El evento nació en 2002 para celebrar el recién instituido Día del Niño por Nacer, y a partir de 2013, con un equipo muy profesional, alcanzó cifras multitudinarias. En 2016 comparecieron 750 mil personas, consolidándose como una de las mayores marchas anuales en el continente. En 2017 no se celebró en solidaridad con los damnificados de las inundaciones que aquejaron algunas regiones del país.

 

Este año sale a las calles después de que una crisis institucional derrumbó en marzo al presidente Pedro Pablo Kuczynski. Uno de los elementos que aceleró su caída fue el rechazo popular a la tentativa de imponer la ideología de género en el sistema educativo. Su sucesor Martín Vizcarra, presionado, ha prometido gobernar sin dividir a la sociedad.

 

 

En una entrevista al diario español Actuall, Carol Maraví, la experimentada portavoz de la marcha peruana, explica que salen a las calles a defender y a celebrar la vida, a recordar a los jueces, legisladores y gobernantes que Perú es un país provida.

 

"Las más recientes encuestas revelan que 89% de los peruanos no votaría jamás a un político que promoviera el aborto ¡El 89%! Por eso la marcha es muy popular; responde al deseo de las personas, al pensamiento del peruano común, que en el corazón defiende la vida y la familia", subraya.

 

En el caso de Colombia, la marcha nació en 2007 para expresar el rechazo popular a la despenalización del aborto a través de un fallo de La Corte Constitucional. La vida y la familia sobre ataque en ese país gracias al agresivo y sistemático activismo ideológico del Poder Judicial.

 

El próximo domingo 27 de mayo se celebran elecciones presidenciales y la masiva marcha ciudadana tiene una palabra para todos los candidatos. La marcha también busca exigir de los candidatos presidenciales definiciones y compromisos con la vida y la familia en sus programas de gobierno.

 

En la misma entrevista a Actuall, Jesús Magaña, director de la plataforma ciudadana Unidos por la Vida, que convoca las movilizaciones descarta que la manifestación tenga caracter 'electorero' o sea instrumentalizada por partidos políticos, y ratifica que hacen uso de un derecho legitimo al intentar influir en el proceso electoral.

 

 

"La marcha es organizada por una plataforma ciudadana que no se alinea con ningún partido político, pero que sí busca exigirles a los gobernantes y legisladores, y durante periodo electoral, a los candidatos, que se definan sobre estos temas y los respalden. Es un derecho ciudadano que no nos puede ser retirado", apunta.

 

"Estamos convencidos de que, por ser una movilización multitudinaria y por acontecer poco antes de la elección, tendrá una incidencia significativa en las campañas. [...] Les pedimos a los candidatos que que definan políticas claras para la protección de la vida y la familia, y eso no es nada que no esté ya estipulado en nuestra Constitución", dice.

 

La Marcha por la Vida de Colombia comenzó con mil personas en Bogotá para repudiar el activismo judicial de la Corte Constitucional y hoy es una movilización de caracter nacional que, en 2017, sacó a las calles a 300 mil personas en cincuenta ciudades. Sólo las manifestaciones ciudadanas contra las FARC, en años recientes, han superado esos números.

 

Este año serán 60 ciudades e iniciará a partir de las 10 de la mañana, horario local.

 

Los equipos de organización de los dos eventos esperan que este sábado 5 de mayo se repita el volumen de adhesión que tuvieron en 2016, en Perú, y en 2017, en Colombia: 750 mil y 300 mil personas, respectivamente.

 

En las declaraciones a Actuall, tanto Maraví como Magaña coinciden que marchas multitudinarias representan un formidable instrumento para frenar las articulaciones del millonario 'lobby' abortista, que habitualmente cuenta con vastos recursos y ejerce una sistemática e intensa presión sobre parlamentarios, jueces y gobernantes.

 

"Definitivamente. Las multitudinarias movilizaciones han puesto el tema de la vida y la familia en un escaparate singular. Les ha dado gran visibilidad. Al principio los grandes medios de comunicación y los agentes políticos ignoraban la marcha. Hoy eso es imposible", afirma Maraví.

 

"Para nosotros eso es vital en este momento en que hay agendas político-ideológicas que pretenden en la región legalizar el aborto, la eutanasia, los ‘vientres de alquiler’ y otras amenazas a la vida. Tras de estas articulaciones hay mucho dinero y una intensa presión que coloca al pueblo simple y al movimiento provida, integrado por voluntarios, en una situación muy difícil. La gente en la calle se torna, por tanto, una señal muy poderosa que nos ayuda a remontar esa ola", enfatiza.

 

 

Para Magaña "cada ciudadano que sale a marchar es un instrumento poderoso contra el lobby de la muerte, pues uno a uno, lado a lado, suma cientos de miles en todo el país. Son multitudes".

 

Y explica: "Las sentencias de la Corte Constitucional han sido tan duras y contrarias a la razón, al orden jurídico y al sentir del pueblo colombiano que han propiciado que las movilizaciones sean muy grandes. Están saliendo a marchar millares de ciudadanos comunes, y junto a ellos, obispos, pastores, congresistas, empresarios, académicos. Es impresionante".

 

Estas marchas tienen un obvio elemento de protesta, pero también se caracterizan por ser familiares, pacíficas y hasta festivas. El motivo lo explica Maraví: "Es obvio: [son festivas] porque celebramos la vida. No hay cosa más bonita y noble que el don de la vida. Y su defensa, aunque firme y contundente, no puede hacerse sino con alegría. Es un privilegio y una gracia".

 

"La vida en sí misma es un don. Qué persona no se enternece al ver un bebé creciendo en el vientre materno o, luego, en los brazos de una madre. Con esta alegría le queremos decir a las mujeres, a todas, a las que defienden el aborto y, especialmente a aquellas que están pasando por un momento crítico que no tengan miedo. La muerte nunca es la respuesta. Estamos aquí para ayudarlas", acota.

 

Usted puede leer aquí la entrevista completa que realicé a la peruana Carol Maraví y al colombiano Jesús Magaña para Actuall.

 

Para mayor información sobre los eventos, sus páginas web oficiales son esta, para Perú, y esta, para Colombia. Y en redes sociales aquí para Perú y aquí para Colombia.

 

[ D'Vox ]

 

Please reload

López Obrador ratifica proyecto y ru...

O novo genocídio chinês

1/15
Please reload