Sorpresa: el izquierdista Carlos Alvarado gana la presidencia de Costa Rica


El izquierdista Carlos Alvarado, alfil del actual mandatario Luis Guillermo Solís, ganó de forma sorpresiva el segundo turno de las elecciones presidenciales de Costa Rica este domingo 1 de abril.

Con 61 por ciento de los votos, el gobiernista se impuso a Fabricio Alvarado, el candidato provida y profamilia puntero de la primera vuelta electoral. El candidato de Restauración Nacional (PRN) obtuvo 39 por ciento en el balotaje.

Así, el Partido Acción Ciudadana (PAC) permanecerá en el poder, al que llegó en 2014, por cuatro años más. Los resultados del Tribunal Superior Electoral pueden verse aquí.

El resultado fue sorpresivo pues las últimas encuestas realizadas entre el 19 y el 23 de marzo indicaban que Fabricio Alvarado, el candidato más votado el pasado 4 de febrero, continuaba al frente de la intención de voto con 36 por ciento, frente a 28 por ciento de Carlos Alvarado.

Solo una pesquisa de la Universidad de Costa Rica apuntaba un resultado muy cerrado, donde Fabricio registraba 43 por ciento de apoyos y Carlos 42 por ciento.

Ninguno de los dos escenarios se presentó y el exministro de Luis Guillermo Solís obtuvo una avasalladora victoria.

En las palabras que dirigió a sus correligionarios, luego de que su triunfo fue comunicado por las autoridades, Carlos Alvarado agradeció al tradicional partido de izquierda Liberación Nacional (PLN) y al radical Frente Amplio (FA), miembro del Foro de São Paulo, por el decidido apoyo que le brindaron.

También celebró el respaldo de la sigla conservadora Integración Nacional (PIN), y de la liberal Nueva Generación (PNG). Pero el mayor agradecimiento se lo llevó el excandidato presidencial por el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Rodolfo Piza Rocafort. Este gesto puede revelar una de las claves de su triunfo.

En su discurso de Alvarado fue conciliador: aseguró que la elección fue una especie de 'espejo' que reveló algunos aspectos que no pueden ser ignorados y afirmó que trabajará para unir ahora a la sociedad costarricense. "Tenemos que dejar de lado lo que nos separa y enfocarnos en lo que nos une [...], allí está la clave del éxito para un gobierno nacional", dijo.

En ningún momento abordó uno de los temas que se tornó central en la agenda electoral: la legalización de uniones entre personas del mismo sexo equiparadas al matrimonio. Este asunto generó un intenso embate entre los dos candidatos en el balotaje. Fabricio defiendo las instituciones naturales del matrimonio y la familia y Carlos Alvarado proponiendo su reformulación como un derecho de la comunidad LGBT.

La decisión consultiva favorable al 'matrimonio' homosexual divulgada en enero de este año por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José, la capital de Costa Rica, fue decisiva para que este tópico ganara espacio y en las elecciones.

¿Quién es Carlos Alvarado?

Carlos Alvarado Quesada, de 38 años, militante del PAC, una división del tradicional PLN, fue coordinador de la victoriosa campaña electoral en 2014 del hoy presidente Luis Guillermo Solís.

De allí viene su rápida ascensión política. En agradecimiento por su labor, el mandatario lo nombró presidente ejecutivo de Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), luego fue nombrado ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y, finalmente, ministro del Trabajo.

Es bachiller en comunicación, máster en ciencias políticas por la Universidad de Costa Rica y máster en estudios del desarrollo por la Universidad de Sussex, en Reino Unido.

Se desempeñó como periodista, y es autor de cuentos y novelas; es casado con Claudia Dobles, con quien tiene un hijo.

Defiende abiertamente una agenda política e ideológica de centro izquierda, es defensor del 'matrimonio gay', de la inserción de la 'perspectiva de género' en la educación, y de ampliar los supuestos de despenalización del aborto.

A pesar de que en la campaña de segundo turno asumió un discurso más moderado, y temperó sus opiniones en estos temas, especialmente respecto al aborto, prometiendo que no avanzaría en la actual situación legal, se prevé que la agenda progresista sea aplicada progresivamente por su vicepresidente, Epsy Campbell, una feminista radical.

[ D'Vox ]

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: