Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

La oposición venezolana no participará en la farsa electoral convocada por Maduro

22.02.2018

 

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), integrada por una veintena de partidos políticos no controlados por el régimen chavista, anunció que no participará en las elecciones presidenciales venezolanas convocadas por el gobierno para el 22 de abril por considerar que son un simulacro fraudulento e ilegítimo.

 

A traves de un comunicado, divulgado el 21 de febrero, la MUD afirma que "el evento prematuro y sin condiciones (de equidad) que se anuncia [...] es sólo un show del gobierno para aparentar una legitimidad que no tiene, en medio de la agonía y sufrimiento de los venezolanos".

 

La coalición convocó al país a "salir del cerco" de pensar que la decisión frente a la farsa propuesta por el gobierno es participar o no. "Éstas no son elecciones", puntuó categóricamente Angel Oropeza, coordinador político de la entidad, al leer el documento en rueda de prensa.

 

Las elecciones presidenciales venezolanas deberían realizarse el segundo semestre de 2018, sin embargo, el régimen bolivariano las ha fijado para el próximo domingo 22 de abril.

 

La propuesta fue lanzada el 23 de enero por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que opera de forma irregular, y la nueva fecha fue divulgada el pasado 7 de febrero por el Consejo Nacional Electoral (CNE). Tanto la ANC como el CNE están bajo el control del gobierno.

 

La MUD subraya que no pretende boicotear un proceso electoral legítimo; por el contrario, la razón de existir del bloque político es precisamente propiciar un cambio de régimen a través de mecanismos democráticos y cree en el voto "como la más poderosa herramienta de expresión popular y de transformación política".

 

Sin embargo, pondera, en este momento no hay condiciones democráticas para un proceso limpio y efectivo. La Mesa podría participar con un candidato unitario en unas eventuales votaciones que cumplieran requisitos legales mínimos como un CNE integrado de forma imparcial o, por lo menos, equilibrada.

 

Pide revocar la inhabilitación de los partidos y los líderes opositores al régimen, posibilitar el voto de los venezolanos que se encuentran en el exterior y garantizar la realización de auditorias técnicas que permitan brindar transparencia y confiabilidad al proceso.

 

Además  apela al acceso igualitario a los medios de comunicación públicos y privados, y el acompañamiento, en todas las fases del proceso, de misiones de observación internacional. Para que estas condiciones se concreten, considera que los comicios solo podrían efectuarse en el segundo semestre del año.

 

Esta pauta mínima, explica la MUD, está contenida en el documento redactado y aprobado por unanimidad por los cancilleres de Bolivia, Nicaragua, San Vicente, escogidos por el propio gobierno venezolano, así como los de México y Chile, propuestos por la oposición, al finalizar las jornadas de negociación de República Dominicana, el 2 de diciembre de 2017.

 

"Con estas condiciones, previstas en la ley, y que por tanto deberían ser de obligatorio cumplimiento, estamos listos para participar; pero, en caso contrario, no nos prestaremos para avalar lo que hasta ahora es solo un simulacro fraudulento e ilegítimo de elección presidencial", concluye.

 

La decisión de la plataforma política - informó Oropeza - fue tomada en consenso y luego de una amplia consulta realizada a diversos sectores de la sociedad. Los contactos fueron realizados con sindicatos, empresarios, rectores de las principales universidades del país, académicos, organizaciones ciudadanas y de profesionales, y comunidades religiosas.

 

Un día antes de la divulgación del comunicado de la MUD, el cardenal Jorge Urosa Sabino, arzobispo de Caracas, manifestó su tajante rechazo a los comicios anticipados por considerar que atropellan los derechos políticos de los venezolanos. "Se trata de una convocatoria adelantada y ventajista, totalmente abusiva e irregular", afirmó.

 

El jesuita Luis Ugalde, exrector de la Universidad Andrés Bello, publicó un artículo el mismo día en el que hizo un llamado a rechazar "la trampa mortal" de unos comicios que nos son justos, ni libres, ni democráticos; y convocó a sus conciudadanos a exigir un proceso electoral verdadero.

 

La decisión de la MUD era hasta hace poco un secreto a voces. Los partidos Primero Justicia (PJ), del excandidato presidencial Henrique Capriles; Voluntad Popular (VP), del preso político Leopoldo López; y Vente Venezuela, de Maria Corina Machado, habían ya anunciado que no participarían de la "farsa del gobierno".

 

Desde Ginebra, Antonio Ledezma, uno de los líderes de Soy Venezuela, declaró en la víspera del pronunciamiento de la MUD, que no habría participación de la oposición en los comicios: "No es un boicot. Nosotros estamos más bien ignorando una trampa. No podemos llamar a esto una elección, porque sabemos que será un fraude".

 

El único contrincante de Nicolás Maduro, hasta ahora, es el pastor evangélico Javier Bertucci, conocido por estar involucrado en el escándalo de los Panama Papers en 2017 y por haber estado detenido por contrabando en 2010. El registro de candidaturas concluye el domingo 25 de febrero.

 

[ D'Vox ]

Please reload

Ideas de 'sobremesa' para el...

E o gigante acordou

1/15
Please reload