Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

Por unanimidad Lula es condenado a 12 años de prisión por corrupción

24.01.2018

 

El expresidente brasileño Luiz Ignacio 'Lula' da Silva cometió actos de corrupción y lavado de dinero relacionados al desvío de recursos de la empresa pública Petrobras. Esa es la conclusión a la que llegaron, este miércoles 24 de enero, tres jueces de un tribunal de segunda instancia que ratificaron la primera condena dada al mandatario en julio del año pasado y elevaron la pena de prisión de nueve a doce años.

 

Los magistrados João Pedro Gebran Neto, Leandro Paulsen y Victor dos Santos Laus, integrantes del octavo grupo del Tribunal Regional Federal, con sede en Porto Alegre, analizaron un recurso solicitado por los abogados de 'Lula' da Silva que pedía la nulidad del proceso y la declaración de inocencia de su cliente, argumentando que se le cercenó el derecho de amplia defensa y que se decretó la sentencia sin pruebas.

 

Sin embargo, los tres jueces coincidieron en mantener la condena decretada por el juez Sergio Moro, responsable por los procesos de la operación 'Lava Jato', la mayor investigación de corrupción en la historia del país, y elevaron la pena de prisión, de nueve años y seis meses para doce años y un mes, al considerar que la responsabilidad del presidente "es inequívoca" en función de las pruebas presentadas.

 

El fundador del Partido de los Trabajadores (PT) fue encontrado culpable de recibir un apartamento en la ciudad costera de Guarujá, en el sudeste de Brasil, de la constructora OAS a cambio de contratos con Petrobras. 'Lula' da Silva asegura que es inocente y víctima de una persecución política de la 'élite' con el propósito de marginarlo de las elecciones presidenciales que se celebrarán en octubre de este año.

 

A lo largo de las ocho horas que duró el juicio, cada uno de los 'desembargadores' (nombre dado a los jueces de segunda instancia en el país) descartó que al acusado se le haya privado de su derecho de defensa, enumeraron, una a una, las pruebas que les llevaron a concluir que recibió soborno y destacaron que ese beneficio forma parte de un esquema mayor en el que empresas abastecían de recursos al PT a cambio de ganar licitaciones con la petrolera.

 

Aunque no hubo una transferencia formal de la vivienda para 'Lula', si hay registros de que fue reservado para él y de que, junto con su esposa, dirigía las adaptaciones que se hicieron al inmueble; además, su declaración de renta de 2015, presentada por el político como prueba a su favor, comprueba que hubo compromiso de compra y venta de la vivienda.

 

Como la decisión fue unánime, el socialista podrá solo presentar ante el mismo tribunal 'embargos declaratorios', que tienen como objeto solo 'aclarar' algún aspecto del fallo, pero no revertirlo. Para intentar derrumbarlo, la defensa del expresidente tendrá que presentar recurso ante el Superior Tribunal de Justicia, y si no es atendido, en última instancia, ante el Supremo Tribunal Federal.

 

'Lula' da Silva no será preso de inmediato, un eventual encarcelamiento acontecerá solo después de agotar el recurso que le queda ante la segunda instancia y que posiblemente usará, para ganar tiempo.

 

También podrá solicitar el registro de su candidatura a la presidencia de la República, que dependerá de que el Tribunal Superior Electoral no la impida, declarándolo inelegible por estar condenado en segunda instancia y por responder a otros procesos.

 

En total ‘Lula’ enfrenta seis procesos más: por obstrucción de investigaciones en la operación 'Lava Jato'; por recibir como soborno un terreno para el Instituto Lula y un departamento; por tráfico de influencia (junto con uno de sus hijos); por el financiamiento irregular de la constructora Odebrecht en Angola; por aceptar como soborno a reformas a una finca suya en Atibaia, interior de São Paulo; y por prorrogar incentivos tributarios al sector automotor a cambio de recibir seis millones de reales.

 

 

Luiz Inácio 'Lula' da Silva es uno de los más populares políticos de la izquierda latinoamericana, fue sindicalista, fundador del Partido de los Trabajadores (PT) y presidente del Brasil en dos mandatos consecutivos, de 2003 a 2010; luego consiguió elegir a su sucesora Dilma Rousseff, una figura gris, para otros dos mandatos. El segundo quedó incompleto al ser destituída del cargo en 2016.

 

De acuerdo con declaraciones de José Dirceu, uno de los anteriores presidentes del PT, el 'lulismo' tenía un proyecto de poder de largo plazo: mantenerse en el poder cinco décadas y contribuir a consolidar los gobiernos izquierdistas de la región.

 

Para ello, en alianza con el Partido Comunista Cubano, 'Lula' da Silva y su partido fundaron en 1990 el Foro de São Paulo, la mayor plataforma continental de organizaciones socialistas, comunistas y revolucionarias; con reuniones - al menos - anuales en las que se establecía una agenda común.

 

Poco tiempo después de llegar al poder en Brasil, el gobierno del PT fue acusado, en 2005, de controlar el Congreso Nacional a través del pago mensual de sobornos a parlamentarios, el escándalo fue conocido con el nombre de 'Mensalão' y le costó la prisión de su brazo derecho, el exguerrillero José Diceu, entonces titular de la Casa Civil. En esa ocasión 'Lula', aunque apuntado por testigos como autor intelectual, no fue procesado.

 

En 2014, la operación Lava Jato apuntó que el esquema de corrupción y desvío de recursos de la mayor empresa pública brasileña, Petrobras, era una de las principales fuentes del PT para financiar el su proyecto de poder.

 

Durante el juicio de este miércoles, el redactor del proceso, el 'desembargador' João Pedro Gebran Neto aseguró que el expresidente "tiene una altísima culpabilidad", en el esquema de corrupción: "el reo tenia un inequívoco conocimiento de las irregularidades que acontecían en la estatal; además, de él dependía la continuidad y la eficacia del esquema millonario de corrupción y las campanas electorales".

 

El 'desembargador' Leandro Paulsen advirtió que el proceso tenia como objeto "pequeños desvíos de conducta", sino "ilícitos penales gravísimos contra la administración pública, con daños billonarios al erario, estamos ante la revelación de actos de crimen organizado implicando a la propia estructura del Estado brasileño".

 

Dijo que el expresidente "fue beneficiario personal y directo de sobornos que estaban a disposición del PT. [...] el vínculo causal de su conducta y los crímenes practicados es inequívoco".

 

El 'desembargador' Victor dos Santos Laus, destacó que en el proceso hay diversas pruebas materiales, pruebas documentales y testimonios convergentes que han resistido la crítica y al contrapunto de la defensa, y cada una ellas es como "un ladrillo" que permite dar una base sólida a la condena.

 

Además del político petista, también fueron condenados a prisión Léo Pinheiro, presidente de la OAS, a tres años y seis meses; y Agenor Medeiros, director de la OAS, a un ano y diez meses.

 

Fueron absueltos por insuficiencia de pruebas, siguiendo el fallo de la primera instancia, Paulo Okamotto, presidente del Instituto Lula; y los directores de la OAS, Paulo Roberto Gordilho, Fabio Hori Yonamine e Roberto Moreira Ferreira.

 

El PT criticó el fallo a través de una nota en la asegura que los magistrados se "pusieron de acuerdo" y montaron "una farsa judicial". Acusaron al grupo mediático El Globo y a la "elite golpista" de montar una persecución contra su fundador con la finalidad de retirarlo del proceso electoral.

 

Y advierte: "No vamos a aceptar pasivamente [...] una condena sin crimen ni pruebas, [...] ni que la democracia y la voluntad de la mayoría sean desrespeitadas. Lucharemos en todas las instancias, principalmente en las calles". El texto esta firmado por la senadora Gleisi Hoffmann, actual presidente de la sigla, y que es también una de las investigadas en la Operación Lava Jato.

 

Vea el juicio completo:

 

 

En caso de error, puede verlo también aquí o aquí.

 

[ D'Vox ]

 

Please reload

Chile: la capitulación

Por que o STF faz tanto mal ao Brasi...

1/15
Please reload