Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

¿Qué dijo Donald Trump en la Marcha por la Vida de Washington?

20.01.2018

 

En cuarenta y cinco años de Marcha por la Vida es la primera vez que un presidente de Estados Unidos 'participa al vivo' con una intervención directa y contundente. El presidente Donald Trump dirigió un breve discurso transmitido por televisión en tiempo real desde la Casa Blanca, distante solo unos cientos de metros de los participantes.

 

En otras ocasiones, los presidentes Ronald Reagan y George Bush, padre e hijo, se habían dirigido al acontecimiento anual a través de una llamada telefónica.

 

Este viernes 19 de enero, una de las mayores movilizaciones en favor de los nascituros en el mundo reunió a medio millón de participantes, según algunos medios.

 

Trump les dijo: "Gracias a ustedes, decenas de miles de estadounidenses han nacido y alcanzado todo el potencial que Dios les dio... ustedes son testigos vivos del lema: 'El amor salva vidas'".

 

Estas mismas palabras podrían ser aplicadas al vasto ejercito que en todo el continente, de forma silenciosa, generosa e incansable, asiste a mujeres, y a veces a familias enteras, que se encuentran tentadas a cometer un aborto. En grandes ciudades y en pequeños poblados.

 

El presidente también recordó que Estados Unidos tiene una de las legislaciones más permisivas del mundo en relación al aborto, que le coloca al lado de algunas de más férreas dictaduras: en algunos estados los bebés pueden ser arrancados del vientre materno en las últimas semanas de gestación.

 

"Eso está mal. Eso tiene que cambiar. [...] Bajo mi administración, siempre defenderemos el primer derecho de la Declaración de Independencia, y ese es el 'derecho a la vida'", dijo.

 

En el video que abre esta nota usted puede ver y escuchar la intervención del mandatario. Le ofrecemos a continuación una traducción en español, o si lo desea, puede leerlo aquí en inglés.

 

Este es el discurso completo:

 

Muchas gracias, eso es muy bonito. Siéntate por favor.

 

Tenemos decenas de miles de personas viendo esto justo en el camino, decenas de miles. Así que, te felicito. Al menos elegimos un hermoso día, no puedes conseguir un día más hermoso. Quiero agradecer a nuestro vicepresidente, Mike Pence, por su maravillosa introducción. También quiero agradecerles a todos ustedes y a Karen por ser verdaderos campeones de la vida. Gracias a todos, y gracias a Karen.

 

Hoy me siento honrado y muy orgulloso de ser el primer presidente que los acompaña desde aquí de la Casa Blanca en la 45 Marcha por la Vida, que es muy, muy especial. ¡Cuarenta y cinco marchas por la vida!  Este es un grupo realmente notable. Hoy decenas de miles de familias, estudiantes y patriotas, y realmente grandes ciudadanos se reúnen aquí en el Capitolio de nuestra nación. Vienen de muchos contextos y muchos lugares, pero todos vienen por una causa hermosa, para construir una sociedad donde la vida sea celebrada, protegida y apreciada.

 

La Marcha por la Vida es un movimiento nacido del amor: amas a tus familias, amas a tus vecinos, amas a nuestra nación, y amas a cada niño nacido y no nacido, porque crees que cada vida es sagrada, que cada niño es un regalo precioso de Dios.

 

Sabemos que la vida es el mayor milagro de todos. Lo vemos en los ojos de cada nueva madre que mece a ese niño maravilloso, inocente y glorioso recién nacido en sus brazos amorosos. Quiero agradecer a todas las personas que están aquí hoy, y a las que en todo nuestro país trabajan con gran corazón e incansable y devoción para asegurarse de que los padres tengan el apoyo solidario que requieren para optar por la vida.

 

Gracias a ustedes, decenas de miles de estadounidenses han nacido y alcanzado todo el potencial que Dios les dio. A causa de ustedes. Ustedes son testigos vivientes del lema que la Marcha por la Vida asumió este año, y ese tema es: "El amor salva vidas".

 

Como todos saben, [el fallo judicial] Roe contra Wade ha dado como resultado algunas de las leyes de aborto más permisivas de todo el mundo. Por ejemplo, Estados Unidos, es uno de los únicos siete únicos países que permiten aborto tardíos (en los últimos meses de gestación), junto con China, Corea del Norte y otros (Canadá, Holanda, Singapur y Vietnam). Ahora mismo, en numerosos estados, las leyes permiten que un bebé sea arrancado del vientre de su madre en el noveno mes.

 

Eso está mal. Tiene que cambiar.

 

Los estadounidenses son cada vez más y más provida. Se ve eso todo el tiempo. De hecho, solo el 12% de los estadounidenses apoya que el aborto sea solicitado en cualquier momento.

 

Bajo mi administración, siempre defenderemos el primer derecho de la Declaración de Independencia, y ese es el 'derecho a la vida'.

 

Mañana se cumplirá exactamente un año desde que hice el juramento [presidencial]. Y diré que a nuestro país le esta yendo realmente bien. Nuestra economía quizá esta mejor que nunca. Fijémonos en los indicadores del trabajo, las empresas regresan de nuevo a nuestro país, observemos el mercado bursátil en su punto más alto de todos los tiempos, el desempleo es el más bajo de los últimos 17 años, el desempleo en los afrodescendientes ha llegado a su registro más bajo en la historia del país, el desempleo en hispanos tiene también su récord más bajo en la historia, el desempleo en mujeres, piensa en esto, en el más bajo desde hace 18 años.

 

Estamos muy orgullosos de lo que estamos haciendo.

 

Durante mi primera semana en el cargo, restablecí una política instituída por primera vez por el presidente Ronald Reagan: la 'política de la Ciudad de México'.

 

Apoyé firmemente el proyecto de ley que tramitó en la Cámara de Representantes prohibiendo abortos que causen dolor [al bebe], lo que a largo plazo, podría colocar fin a los abortos en todo el país. Pido al Senado que apruebe esta importante ley y la remita a mi mesa para firmarla.

 

En el Día Nacional de Oración, firmé una orden ejecutiva para proteger la libertad religiosa. [Estoy] muy orgulloso de eso. Hoy, les anuncio que acabo de emitir una nueva propuesta para proteger los derechos de conciencia y las libertades religiosas de médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud. Muy importante.

 

También acabo de revocar una política de la pasada administración que restringía los esfuerzos del Estado para evitar que fondos de Medicaid (el programa federal y estatal que ayuda con los gastos médicos a personas de bajos ingresos) financiaran instalaciones abortistas que violan la ley.

 

Estamos protegiendo la santidad de la vida y de la familia como la fundamento de nuestra sociedad. Pero este movimiento solo puede triunfar si tiene el corazón, el alma y la oración del pueblo.

 

Aquí esta con nosotros hoy Marianne Donadio de Greensboro, Carolina del Norte. ¿Dónde está Marianne? Hola, ven aquí, Marianne. Ven. Encantado de verte.

 

Marianne tenía 17 años cuando descubrió que estaba embarazada. Al principio, sintió que no tenía dónde apoyarse. Pero cuando dijo a sus padres lo que le acontecía, ellos respondieron con amor total, afecto total, apoyo total. ¿Padres geniales? ¿Estupendo? [Trump le preguntó a Marianne. Ella respondió afirmativamente] Pensé que ibas a decir eso. Tenía que tener cuidado.

 

Marianne eligió valientemente la vida y pronto dio a luz a su hijo. Lo nombró Benedict lo que significa 'bendición'. Marianne estaba tan agradecida por el amor y apoyo que encontró en sus padres que se sintió llamada a servir a aquellas que han sido tan afortunadas como ella. Se unió a otras personas en su comunidad para comenzar una casa de maternidad para atender a mujeres sin hogar que están embarazadas. Eso es genial. Lo llamaron 'Room at the Inn' (algo así como Alojamiento en la Posada). Hoy, Marianne y su esposo Don son padres de seis hermosos hijos. Y su hijo mayor Benedict y su hija María se unen a nosotros aquí hoy. ¿Dónde están? Vengan. Eso es genial.

 

En los últimos 15 años, 'Room at the Inn' ha proporcionado alojamiento, cuidado infantil, asesoría, educación y capacitación laboral a más de 400 mujeres. Aún más importante: les ha dado esperanza. Ha mostrado a cada mujer que pasa por allí que no ha sido olvidada, que no está sola y que realmente tiene una familia integrada por personas que la ayudarán a salir victoriosa.

 

Esa esperanza es el mayor y más verdadero regalo de este increíble que hoy se congrega. Es el regalo de la amistad, el regalo del acompañamiento, y el regalo de aliento, el amor y el apoyo. Esas son bellas palabras, y también son hermosos regalos.

 

Y lo más importante: el regalo de la vida misma. Por eso marchamos, por eso oramos, y por declaramos que el futuro de Estados Unidos estará lleno de bondad, paz, alegría, dignidad y vida para todos los hijos de Dios.

 

Gracias a la Marcha por la Vida, gracias a ustedes, personas especiales, muy especiales. Estamos con ustedes en este camino. Que Dios les bendiga y que Dios bendiga a América. Gracias. Gracias.

 

[ D'Vox ]

 

Traducción: Diego Hernández. ¿Detectó algún error en la traducción? ¿Tiene alguna sugerencia para modificarla? Escriba a diegodejesushj@gmail.com

 

Please reload

Ideas de 'sobremesa' para el...

E o gigante acordou

1/15
Please reload