El impecable desempeño de la Procuradora General de la República

18.12.2017

 

La actual procuradora general de la República, Raquel Dodge, se ha revelado, a diferencia de su antecesor, extremamente hábil, seria y prudente en el ejercicio del cargo. Se desempeña con competencia y discreción, tal como se espera del titular de la Procuraduría General (PGR).

 

En su mandato las cosas parecen bien encarriladas: acabó la 'filtración' de delaciones premiadas, las investigaciones son desarrolladas con más profesionalismo, las que no tienen sustento son archivadas, no sin cierta insatisfacción de la prensa y cierto publico que tiene hábito de criticar sin pleno conocimiento de causa, y, last but not the leastg, ya presentó también algunas importantes denuncias ante el Supremo Tribunal Federal (STF).


El mandato de su predecesor, por el contrario, se caracterizó por la abundancia de material 'filtrado' a la prensa y que tenía por objeto golpear a la clase política, sin adecuado sustento. Hoy esta claro de donde salían tales informaciones. También hubo un amplio número de investigaciones a las que se dio gran publicidad pero que rápidamente fueron archivadas por falta de pruebas, no por la PGR, sino por los tribunales.

 

Muchos de los que, infundadamente, no creían en la imparcialidad de Dodge respecto de la clase política y suponían que iría a limitar o mitigar la Operación Lava Jato, se sorprendieron con el respaldo que le ha brindado.

 

En el periodo del 18 de septiembre al 18 de diciembre presentó 76 manifestaciones en 50 investigaciones relacionadas a la icónica operación anticorrupción, y, actualmente, el grupo de trabajo cuenta con 36 denuncias. La procuradora frecuentemente ha declarado que la Lava Jato le merece toda su atención, así como todas las demás que requieran la actuación de la institución de la que es titular.

 

Esta actitud ha influído también, directa o indirectamente, en las acciones de los procuradores regionales y de los estados. En este contexto, el procurador de la república para Mato Grosso do Sul, ofreció una denuncia contra los expresidentes de Petrobras, Sérgio Gabrielli y Graça Foster, por actos de improbidad administrativa que resultaron en un daño de más de 900 millones dólares. El procurador solicitó el bloqueo del uso de los bienes de los acusados [1], algo que la sociedad espera desde hace tiempo.

 

Son acusados de que, en el contrato de construcción de una unidad de fertilizantes en aquel estado, Petrobras adelantó al consorcio contratado 900 millones de dólares sin ningún tipo de garantía contra un eventual incumplimiento de contrato, lo que, de hecho, aconteció.

 

En los tres meses de su gestión, según un reciente informe de la institución a su cargo, Dodge ofreció 14 denuncias, realizó 20 pedidos de prisión o búsqueda, y se posicionó en 216 investigaciones policiacas.

 

Sin embargo, hay muchos otros casos en los que la sociedad espera la actuación del Ministerio Público, como la serie de irregularidades cometidas en el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) que causaron daños de enorme relevancia a esta importante empresa estatal, y consecuentemente, a la población brasileña. Esperemos que, poco a poco, las medidas investigación y acusación sean ejecutadas por la Procuraduría en la institución financiera.

 

[ D'Vox ]

 

Nota:

 

[1] Además de Gabrielli y Maria das Graças Silva Foster son responsabilizados por la irregularidad los exdirectores de la estatal Almir Guilherme Barbassa, Guilherme Estrella, Jorge Luiz Zelada, y Renato de Souza Duque; la empresa Galvão Engenharia S.A y sus representantes legales Erton Medeiros Fonseca y Guilherme Rosetti Mendes; y la Sinopec Petroleum do Brasil LTDA, representada por Wang Zhonghong.

 

Please reload

Quando o remédio vira veneno

Gobierno y partido oficial hacia el...

1/15
Please reload

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: