Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

Monumental triunfo de Macri en las elecciones legislativas, Kirchner y el peronismo salen derrotados

23.10.2017

 

Mauricio Macri se ha convertido en el principal ganador de las elecciones legislativas que se celebraron este domingo 22 de octubre en Argentina. El presidente y su partido, Cambiemos, consiguieron una victoria aplastante que le otorga una base sólida en el Congreso y condiciones políticas para introducir reformas estructurales en el país.

 

El peronismo ha sido substituído como principal actor político en la nación austral. Macri esta en una posición de poder inédita desde 1985, la última vez que un presidente, Raúl Alfonsín, logró arrasar de forma tan contundente en unas elecciones intermedias.

 

Cambiemos consiguió 10 millones 161 mil votos para la Cámara de Diputados, lo que representa 42 por ciento del total. El kirchnerismo, obtuvo 5 millones 312 mil sufragios, o sea, 22 por ciento; y el peronismo, 15 por ciento con 3 millones 565 mil votos. El restante 21 por ciento esta divido entre partidos menores.

 

Traduciendo: De los 257 diputados, 107 serán de Cambiemos, 66 del kirchnerismo y 47 del peronismo. En el senado serán 2 escaños para Cambiemos, otros 25 para la coalición de Cristina Kirchner y 18 para el peronismo no kirchnerista.

 

Con esos resultados, Macri no tendrá resistencias significativas capaces de bloquear el Legislativo y podrá, con relativa facilidad, articular alianzas con las diversas fuerzas que dividen pequeños 'cotos de poder' en la Casa.

 

Cambiemos ganó incluso, por cuatro puntos porcentuales, en Buenos Aires, provincia de la que era candidata al Senado la expresidente Cristina Fernández de Kirchner. El candidato de Macri, Esteban Bullrich, obtuvo el 41 por ciento de sufragios contra el 37 por ciento de Cristina. Casi 400 mil votos de diferencia.

 

La expresidente consiguió, sin embargo, un escaño en el senado, pero llega con una fuerte división interna al interior de su agremiación, Unión Ciudadana.

 

Mauricio Macri inició su mandato en 2015 con una victoria por la mínima, de menos de tres puntos, y una minoría compleja en el Parlamento. Pero poco a poco, con errores y aciertos, y a pesar de una fuerte crisis económica golpeando al país, ha ido imponiendo su agenda de cambio y la convicción de que reformas estructurales son necesarias y que él puede hacerlas.

 

Al parecer, según apuntan los resultados de los recientes comicios legislativos, el mayor apoyo le vino de las clases medias urbanas y de una parte de las clases menos favorecidas, que antes eran el corazón del voto peronista. El triunfo de Cambiemos en Córdoba, Santa Fe, Mendoza, la provincia de Buenos Aires confirma esto.

 

De forma inesperada, Macri también arrasó hasta en Santa Cruz, la tierra de los Kirchner. Aún más sorprendente son victorias en lugares como Salta, donde gobierna Juan Manuel Urtubey, un popular peronista, o en La Rioja, donde se presentaba el histórico cacique local, el perenne Carlos Menem.

 

El hundimiento del peronismo parece generalizado y solo resistió en una pocas provincias empobrecidas, con la excepción de San Luis, donde logró ganar contra pronóstico.

 

Los datos arrojados por la elección cambian por completo el mapa político argentino dominado en los últimos 70 años por un actor central. Los peronistas y Cristina Kirchner, un subproducto de ese grupo político, son los principales perdedores.

 

El macrismo era hasta hace poco un grupo pequeño de poder local y ahora parece caminar a consolidarse como el nuevo gran bloque de poder en la política argentina.

 

[ D'Vox ]

 

Please reload

Ideas de 'sobremesa' para el...

E o gigante acordou

1/15
Please reload