El fraude electoral ¿un tiro en el pie para el chavismo?

18.10.2017

 

Los resultados 'oficiales' de la elección de gobernadores, realizada el pasado domingo 15 de octubre, en Venezuela son el peor escenario posible no solo para la oposición sino también para el país y, aunque parezca paradójico, para el propio chavismo.

 

Esta es la opinión de Luis Vicente León, economista, profesor de análisis de entorno político del prestigiado Instituto de Estudios Superiores de Administración y presidente de Datanalisis, una de las más reconocidas empresas venezolanas de estudios de opinión e investigaciones de mercado.

 

El último sondeo preelectoral de Datanalisis arrojaba 45 por ciento de intención de voto a la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) y 21 por ciento al oficialismo, lo que representaba entre 13 y 16 gobernaciones, desde que no hubiera un alto absentismo.

 

Praticamente todas las empresas serias que realizaron pesquisas para conocer la intención de voto llegaron a conclusiones muy parecidas.

 

Sin embargo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) divulgó el domingo un boletín oficial donde otorgó la victoria al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en 17 de las 23 gubernaturas del país.

 

La MUD no ha reconocido los resultados, pues afirma que no coinciden con los datos que arrojan las actas en su poder, y solicitó una auditoría completa, por parte de organismos internacionales, al proceso.

 

Luis Vicente León considera que, de alguna manera, los resultados fraudulentos presentados por el CNE son un tiro en el pie del chavismo, y afectan no solo al pueblo que desea el retorno de la democracia al país, sino también a los diversos agentes del sistema dictatorial.

 

 

Enumeramos nueve consecuencias derivadas del fraude del domingo que, en la opinión de León, colocarán en una situación extraordinariamente más compleja a los venezolanos y, también, al régimen 'narco-comunista' de Nicolás Maduro.

 

Respecto a la oposición:

 

1. Ni la MUD, plataforma que congrega a las diversas fuerzas políticas y sociales opositoras alo régimen, ni el venezolano común, ni la comunidad internacional reconocerán como legítimo el triunfo del chavismo. Paira sobre el proceso de forma intensa la convicción de que hubo fraude.

 

2. La vía de la negociación política entre la oposición y el gobierno, que tan dificilmente se ha intentado costurar, se ha roto de forma contundente y estrepitosa. No hay, a corto plazo, más posibilidades para esa opción, pues el gobierno ha quedado marcado, de nuevo, como tramposo y nada confiable.

 

3.  El sector de la oposición más contrario a cualquier diálogo con el gobierno ganará fuerza al interior de la MUD y podrá haber un 'recalentamiento' de la lucha no electoral, especialmente tomando las calles de nuevo, lo que puede implicar un recrudecimiento de la violencia del régimen.

 

4. La consolidación interna de la oposición se tona más difícil frente a la frustración y la posibilidad de nuevas divisiones o rupturas. En éste punto, es capital la actitud que asuman los líderes de 'Soy Venezuela', Corina Machado y Antonio Ledesma, ya que podrían ampliar la fractura ya expuesta.

 

Respecto al chavismo:

 

5. La comunidad internacional endurecerá mucho más su posición frente al gobierno venezolano y serán implementadas sanciones contra el país.

 

6. Tales sanciones internacionales y el riesgo de violencia y conflictos consolidarán a Venezuela en un país no apto para los inversionistas por un buen tiempo.

 

7. La desconfianza en el país, sin equilibrios económicos y en aislamiento creciente, puede gestar un escenario de mayor 'primitivización'.

 

8. Habrá una mayor radicalización del gobierno para 'protegerse' y los riesgos para aquellos que se le opongan serán cada vez mayores.

 

9. El aislamiento, deterioro, 'primitivización' y radicalización, son para algunos elementos que pueden desencadenar una salida más rápida del gobierno; pero también podrían ser un factor de consolidación de la dictadura.

 

Hasta aquí el análisis de León.

 

En tanto la oposición prepara la contestación formal de la elección, una parte de la comunidad internacional ya se ha pronunciado, y parecen vislumbrase algunas acciones de mayor envergadura, como lo preveía el especialista.

 

Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) señaló que la votación exhibió irregularidades que "repiten variables de ilegalidad, incertidumbre y fraude" que han sido sistemáticamente denunciadas.

 

Y apuntó que la OEA va a promover la aplicación de sanciones contra el régimen dictatorial de Nicolás Maduro y apoyar la "institucionalidad democrática venezolana, que hoy debe funcionar en el exilio".

 

El 'Grupo Lima', integrado por 12 países de la región, exigió una 'auditoría independiente' para el proceso electoral venezolano.

 

En una declaración conjunta, los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú solicitaron un recuento transparente de votos para verificar si hubo o uno fraude y constatar cuál es la voluntad de la mayoría de los venezolanos.

 

Estados Unidos, Francia y la Unión Europea también expresaron, de forma independiente, su preocupación por la falta de 'libertad y normalidad democrática' en los comicios.


[ D'Vox ]

 

Please reload

Quando o remédio vira veneno

Gobierno y partido oficial hacia el...

1/15
Please reload

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: