Después de ver a Francisco, Kuczynski da un paso atrás respecto a la ideología de género


El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski se encontró este viernes 22 de septiembre con el Papa Francisco. Conversaron a solas alrededor de media hora y al salir, cuestionado por la prensa sobre el currículo escolar, dijo: "no debe haber ideología en la educación".

La respuesta completa del mandatario al periodista que le preguntó específicamente sobre la presencia de la "teoría de género" en el Currículo Nacional de Educación Básica (CNEB) fue: “mire, los hombres y las mujeres deben tener oportunidades iguales, no debe haber ideología en la educación".

Y continuó: "nosotros somos gente moderada, lo que nos interesa es que todas las chicas y los chicos tengan una buena educación, y luego, tengan la vida que escojan”.

Viniendo de un hombre al que le gusta de afirmar que no retrocederá ni un milímetro en su reforma educativa, que incluye la perspectiva ideológica de género como contenido transversal, la declaración significa dar "un paso atrás", pero no necesariamente lanzarse en retirada.

La noticia fue recibida con gusto, pero también con escepticismo, por líderes de organizaciones ciudadanas que han estado exigiendo al gobierna que desista de imponer el adoctrinamiento de "género".

Carlos Polo, director para América Latina del Director para América Latina del Population Research Institute, escribió en su cuenta de twitter: "PPK (siglas con las que se identifica al presidente) ya se comprometió de palabra a sacar ideología de género. Ahora debe pasar a las obras y modificar el currículo".

Christian Rosas, vocero del movimiento Con Mis Hijos No Te Metas, escribió en su cuenta de facebook: "esperemos ahora que sus palabras coincidan con sus hechos".

La asociación Padres en Acción, que recientemente ganó una demanda judicial contra el gobierno al obtener la anulación de un párrafo del currículo que presenta la sexualidad como una construcción social, también se manifestó.

Publicó un trino con la siguiente frase: "PPK en Roma a favor de la educación sin Ideologías. Ahora falta corregir el currículo. Las rectificaciones serán para el bien de los niños".

Las palabras del presidente llegan a cuatro meses de la visita del Papa al Perú y una semana después de que su ministra de Educación, Marilú Martens, fue destituída junto con todo el gabinete por el Congreso Nacional.

En el centro de la confrontación entre Legislativo y Ejecutivo se encuentra como factor relevante, además de una prolongada huelga de profesores, la cuestión de "género" en la educación.

Como es ampliamente sabido, éste tema ha generado una intensa movilización en todo el país.

En diciembre del año pasado, por ejemplo, hubo tres actos de protesta, uno por semana, que aceleraron la caída del primer ministro de Educación de Kuczynski, Jaime Saavedra.

Y el 4 de marzo del año en curso, los padres de familia realizaron una marcha que llevó a las calles a un millón de personas en todo el territorio nacional. En menos de un año la segunda ministra de Educación también cayó.

Kuczynski dice que conversó de ello con el Pontífice: “yo le conté un poco lo que ha pasado; en el Perú hemos tenido una censura de la ministra de educación y por lo tanto renunció la presidente del Consejo de Ministros, estamos superando esa situación".

Tenemos una nueva primera ministra, la mayoría de los otros ministros se han quedado, pero hicimos cambios en educación y salud. Él se quedó muy tranquilo con las explicaciones que le di", expuso a los periodistas en la plaza de San Pedro.

Es conocida el rechazo abierto del Papa Francisco a la ideología de género. En repetidas ocasiones ha fustigado sus principios y la ha señalado como una tentativa de adoctrinamiento y colonización ideológica. La Conferencia Episcopal Peruana también ha sido muy firme y en un comunicado reciente aseguran que el currículo posee "nociones tomadas de la denominada ideología de género".

Las declaraciones del presidente en el Vaticano vienen a neutralizar a su nueva premier, Mercedes Aráoz, que, al dia siguiente de jurar en el cargo, aseguró que la perspectiva de género no saldría ni del currículo ni de la reforma educativa.

Esto fue interpretado como una clara descalificación de la posición del profesor Idel Vexler, nuevo titular de Educación, quien había solicitado al gobierno, meses antes de ser nombrado, que el concepto "género" fuera retirado del currículo porque se prestaba a equívocos.

“La palabra identidad de género puede generar, en algunos colectivos y en los padres de familia, una confusión", expuso en una entrevista televisiva el pasado mes de marzo.

"Decir que el varón y la mujer nacen biológicamente, pero que social y culturalmente se construye la identidad de género, podría entenderse como una posibilidad de orientación a una postura homosexual”, dijo.

Si las afirmativas del presidente peruano no fueron una mera formalidad para evitar mayores polémicas, darán una carta blanca al ministro Vexler para modificar el currículo y resolver el conflicto con los padres de familia, que se arrastra hace más de un año.

[ D'Vox ]

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: