Avanza en Paraguay ley innovadora que reconoce derechos a bebés no natos


El "Libro Blanco de los No Nacidos", una iniciativa de ley que reconoce el derecho a que los bebés muertos antes del parto puedan tener una identidad jurídica en Registro Civil y un entierro digno, avanzó este miércoles 24 de agosto en el Legislativo de Paraguay.

El proyecto de ley, que tramita desde octubre de 2016 en la Cámara de los Diputados, recibió ayer el respaldo unánime de los parlamentarios al rechazar un veto enviado por el presidente Horacio Cartes; con la ratificación, fue transferido al Senado para su revisión.

Si la propuesta parlamentaria es aprobada los padres de bebés muertos durante el periodo de gestación podrán inscribir a sus hijos no nacidos en el Registro Civil, proporcionándoles una identificación que ratifique el vínculo familiar, y podrán darles una sepultura adecuada.

La actual legislación no permite que el cuerpo del bebé sea entregado de la misma forma que se entrega a los padres el cuerpo de un bebé ya nacido; no puede registrarse su filiación; y la burocracia dificulta en extremo que reciban digna sepultura.

El veto del mandatario fue recibido con sorpresa por los legisladores y por diversas organizaciones ciudadanas pues Cartes ha manifestado, y respaldado con los hechos, de forma reiterada, su posición en favor de los derechos del nasciturus.

La respuesta de los parlamentarios fue inmediata, consideraron como "poco sensible" la posición del Ejecutivo, y cerraron filas. La base aliada al gobierno y la oposición rechazaron juntas el veto.

Bernardo Villalba, presidente de la Comisión de Legislación, dijo que la Constitución del país reconoce los derechos de la persona desde su concepción, y ello implica que puedan tener su identidad y filiación registrada, y que no sean tratados como "desecho hospitalario".

Este derecho es también de los padres, a dar adecuada sepultura a sus hijos y a ratificar en un registro público que han perdido a un hijo, con nombre y apellido, apuntó el diputado.

La iniciativa nació como una demanda ciudadana, a través de un amplio grupo de familias que sufrieron la pérdida de un hijo por nacer, y que han conseguido el respaldo de miles de paraguayos. Más de 42 mil personas apoyaron, a través de una campaña en Citizen Go, la propuesta llevada al Legislativo por “Un Mismo Corazón, Un Mismo Sentir”.

"Esta organización, desde hace un tiempo, viene realizando un trabajo muy loable para la aprobación del proyecto de ley, cuya aplicación dará un aliciente importante a quienes pasan esta experiencia de luto tan fuerte", afirma Richard Izquierdo, uno de los directivos del Foro de Diálogo Civil y miembro de Generación Provida.

Izquierdo asegura que el movimiento provida, y una amplia mayoría de la ciudadanía paraguaya, "celebra y apoya la aprobación de la iniciativa, bautizada popularmente como el 'Libro Blanco de los No Nacidos', pues es una herramienta jurídica necesaria y de gran valor humano".

"El proyecto de ley es muy innovador en materia legal, digna de imitarse en otros países, pues deja bastante claro el estatuto ético del embrión humano y la dignidad intrínseca de cada persona, desde el momento de la concepción" subraya.

El activista explica que todo el sistema jurídico paraguayo reconoce, protege y promueve la vida humana desde la concepción, de todas las personas, sin excepciones, y que si el "Libro Blanco" se aprueba va a contribuir a visibilizar el valor y la dignidad intrínsecos de cada persona, incluídos los nasciturus.

[D'Vox]

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: