Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

Apoyo de la Corte al aborto es incoherente y ofensivo al bien común, advierten obispos chilenos

22.08.2017

 

Los obispos de Chile han declarado que el fallo emitido este 21 de agosto por el Tribunal Constitucional en favor de la nueva ley del aborto en el país es incomprensible y ofensivo para el bien común.

 

A través de un comunicado, divulgado el mismo día del fallo, la Conferencia Episcopal de Chile criticó duramente la decisión judicial que asegura que la despenalización del aborto en tres causales no contraviene la Carta Magna.

 

Los obispos recuerdan que la ley fundamental del país consagra claramente el derecho a la vida del que está por nacer.

 

"Desde una antropología que pone al centro de la convivencia social, el derecho a la vida y el respeto de la dignidad de cada individuo de la especie humana, resulta incomprensible a la razón que se haya tomado tal decisión", explican.

 

"Al mismo tiempo, desde la fe que profesa una parte importante de la sociedad chilena, la resolución que acaba de ser adoptada y que declara conforme con la Constitución el proyecto de ley de aborto, ofende a la conciencia y al bien común de los ciudadanos", apuntan.

 

La votación del Tribunal Constitucional estuvo dividida: seis ministros votaron por respaldar la ley y cuatro por declarar la ley inconstitucional.

 

En la opinión de los prelados, "la sociedad entera es la que pierde al legalizarse el aborto en Chile" después del fallo de la Corte.

 

Aunque se diga que fue liberado en ciertas condiciones, "estamos frente a una nueva situación en la que algunos seres humanos que están por nacer quedan desprotegidos por el Estado en este básico y fundamental derecho".

 

Los obispos saben que, aunque el gobierno de Michelle Bachelet asegura que la ley esta “limitada solo a tres supuestos específicos”, en la practica se han abierto las puertas del “aborto libre” en el pais.

 

La legislación establece como causales de aborto cuando hay riesgo -“presente o futuro”- para la salud de la madre, cuando el bebé es portador de un padecimiento congénito o genético “incompatible con la vida extrauterina”, o cuando el embarazo es resultado de una violación.

 

El primer supuesto, posibilitará el “aborto libre”, ya que el ‘riesgo’ para la madre se establece con criterios Organización Mundial de la Salud (OMS), que entiende salud como “estado de bienestar”.

 

Desde ésta perspectiva, si un embarazo altera o daña el bienestar físico, psicológico o social, “presente o futuro” de la gestante, quedaría legitimada para terminar con la vida de su hijo.

 

Es la misma estrategia que se utilizó en España para legalizar de hecho el aborto. Allí 97% de los abortos legales se realizan hoy bajo esta causal.

 

La ley también vulnera la autoridad de los padres de familia que no podrán intervenir en caso de que una hija, menor de edad, quiera abortar. Un juez de familia decidirá por ellos.

 

Por eso, los obispos aseguran que, con el nuevo marco jurídico, la Iglesia reafirmará su opción por la vida y redoblará sus esfuerzos para "seguir acompañando a las mujeres que viven situaciones límite en su embarazo, a las que deciden continuar con él y a las que piensan que el aborto es una solución".

 

Pues la Iglesia esta al servicio de todos, "particularmente de los más débiles, siempre ofrece sus manos y extiende su abrazo de servicio a todas las personas que necesiten paz, amparo, apoyo y consuelo".

 

En el comunicado, los pastores también expresan su gratitud a todas las personas, grupos e instituciones que durante los dos anos de tramitación del proyecto abortista en el Legislativo trabajaron intensamente para que el ordenamiento jurídico garantizara la defensa de la vida humana de los nasciturus.

 

Agradecen a los miembros del Congreso que han trabajado para que no se establezca el aborto en Chile, por "su constante defensa de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural".

 

Nuestra misión como Iglesia, concluyen los obispos, es "anunciar a Jesús Resucitado que vence a la muerte y que nos ofrece Vida plena que se multiplica en el amor y en el servicio, especialmente a los más pequeños y vulnerables".

 

El comunicado esta firmado por Santiago Silva Retamales, obispo Castrense y presidente de la conferencia episcopal y por todos los miembros del consejo permanente de la institución. Usted puede leer el texto integro aqui.

 

Please reload

Chile: la capitulación

Por que o STF faz tanto mal ao Brasi...

1/15
Please reload