No cederemos al terror impuesto por Maduro, afirma diputada venezolana


D'Vox y Actuall conversan con la diputada venezolana Carolina Jaramillo de Miranda, miembro de la Mesa de Unidad Democrática, que narra cómo fue el asalto a la Asamblea Nacional este miércoles 05 de julio por parte de grupos paramilitares que apoyan a Nicolás Maduro.

Denuncia que los colectivos que atacaron violentamente al Parlamento fueron enviados por el régimen, advierte que los parlamentarios no cederán al terror continuando en pie hasta que se restablezca el Estado de derecho y pide una acción más contundente de la comunidad internacional.

El Parlamento fue atacado por colectivos adeptos al régimen. ¿Actuaron por cuenta propia o fueron enviados por el gobierno?

Los colectivos que atacaron ayer la Asamblea Nacional fueron enviados por el régimen de Nicolás Maduro. Esto es evidente.

Llegaron desde tempranas horas con el vicepresidente Tareck El Aissami, quien es el segundo a bordo del gobierno, y con parte del equipo ministerial para el breve acto oficialista que realizaron en el Parlamento sin aviso previo.

Al retirarse la comitiva del gobierno los colectivos irrumpieron en la sede del Legislativo y arremetieron de forma violenta a los diputados y empleados del palacio.

En el discurso del vicepresidente en el recinto legislativo hubo algunas palabras que parecían una amenaza.

Supuestamente discursó con motivo del día de la independencia. Sin embargo, descalificó a los parlamentarios e hizo un llamado “al pueblo de a pie” a que fuera a ese salón a “tomar juramento”.

Textualmente afirmó: “Es la hora del pueblo, es la hora de los revolucionarios, por cada traidor vendrán miles a alzar la bandera de Bolívar y de Chávez”.

Y llegaron los colectivos.

Si, estaban allí desde temprano. Poco antes de que entraran violentamente en el recinto uno de sus líderes dijo que ellos eran “el pueblo de a pie”. ¿Porqué uso la misma frase?

Ellos entraron con una facilidad extraordinaria a pesar de que supuestamente elementos de la Guardia Nacional Bolivariana custodiaban el local.

¿La Guardia Nacional no opuso resistencia?

Ellos tienen el deber de resguardar el orden y la integridad de quienes allí estábamos y no lo hicieron. Hubo actos de violencia muy serios.

¿Son capaces de impedir el paso de miles de manifestantes pero no pueden contener la violencia de algunas decenas de adeptos al régimen?

Los colectivos intentaron acceder al hemiciclo de sesiones. La Guardia Nacional no hizo nada para impedirlo. Sólo no lo consiguieron porque diputados y funcionarios juntos bloquearon la puerta de entrada.

Además, estuvimos sitiados por los colectivos durante ocho horas. ¿Qué hizo la Guardia Nacional?

Nada.

¿Qué pretendían los colectivos?

Intimidar y atemorizar. Querían que abandonáramos el palacio. Por eso no lo hicimos cuando aconteció la agresión.

¿Querían ver a los diputados huyendo ante el supuesto “pueblo”?

Si. Es una política de Estado. Maduro siembra terror de forma sistemática. El mismo lo dijo recientemente: lo que no logre por los votos lo hará por las armas, y en efecto, así han venido actuando.

Por eso no podemos ceder ante esa lógica que desea desarticular a través del miedo. Vamos a resistir. El pueblo venezolano cuenta con ello.

¿Cómo fue el asalto?

Muy violento. Los miembros de colectivos eran menos de una centena, pero llevaban tubos, armas de fuego y cohetones. Agredieron a mansalva a diputados y trabajadores. Algunos recibieron lesiones graves.

También destruyeron puertas, ventanas, oficinas enteras y vehículos. El palacio es patrimonio histórico y cultural de la nación y hoy sus instalaciones fueron violentadas ante la mirada cómplice de los cuerpos de seguridad del Estado.

Usted ha dicho que no cederán. ¿Hasta dónde están dispuestos los parlamentarios a llegar?

En este momento la Asamblea Nacional es el único órgano del Estado que no es controlado por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro. No abandonaremos nuestro lugar. Fue la población que nos colocó allí.

Estaremos en pie cumpliendo nuestras funciones hasta que se restablezca el orden Constitucional en el país. Hasta que se recupere la independencia de los poderes y el respeto a las instituciones democráticas.

Hasta que la voluntad del pueblo soberano sea escuchada a través de la manifestación del voto universal, directo y secreto.

¿Qué significado tiene el acontecimiento de hoy?

Es una bofetada al pueblo. Es una bofetada a la democracia. La Asamblea Nacional esta integrada por ciudadanos que son diputados porque fueron electos democraticamente el 6 de diciembre de 2015.

Más de 14 millones de venezolanos manifestaron su voluntad con el voto y estamos allí porque ellos lo decidieron. La voz del pueblo ese día apuntó que deseaba un cambio en el Legislativo y por eso nos llevó allí.Somos la representación de la voluntad del pueblo y esa voluntad debe ser respetada.

¿Cómo evalúa la reacción de la comunidad internacional?

Creo que sobre este hecho concreto la comunidad internacional se manifestó de forma rápida y oportuna a través de las cuentas oficiales de cancillerías. España, Colombia, Perú y Panamá por ejemplo lo hicieron de forma expedita. Hemos recibido manifestaciones de solidaridad ante la agresión a la que fue sometida el Parlamento de casi todos los países del continente.

¿Eso basta?

No. El apoyo de la comunidad internacional, en especial de los países del Continente y de los órganos internacionales, debe ser más contundente.

Si se omiten las cosas continuarán agravándose. El mal avanza porque los que pueden hacer el bien no lo hacen.

Vea como nuestra lucha principal es por vencer la indiferencia, por ese motivo es que llevamos más de tres meses en las calles y que se mantiene una movilización ciudadana permanente.

¿Si la OEA hubiera aplicado ya la Carta Democrática o realizado una declaración conjunta la situación de ayer podría haberse evitado?

Si aquí hubiera separación de poderes, menos impunidad y elecciones hace rato ese cuerpo paramilitar estuviera desarticulado.Las sanciones de la Carta Democrática son diplomáticas, no interventoras. Sin embargo, hubiera sido sin duda un apoyo sólido para el proceso de democratización.

Asumo que la situación del país debe resolverse internamente, aunque con el debido respaldo de la comunidad internacional.

Creo que la única vía para una salida real es la manifestación cívica de la mayoría a través de elecciones. Esa es la presión que debe ser ejercida desde fuera.

¿En la sesión de ayer, antes de ser interrumpida, aprobaron una consulta para refrendar o no la Constituyente?

Fue aprobado una consulta siguiendo todas las normas legales. Será el próximo 16 de julio a través de el voto universal, directo y secreto.Como lo establece el artículo 5 de nuestra Carta Magna la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo y es el pueblo que debe decidir si hay Constituyente o no.

¿Y la votación convocada para el próximo día 30 por Maduro para que es?

La convocatoria de Maduro soslaya al pueblo, no lo consulta. Lo manda elegir a quienes serán los integrantes de la Asamblea Constituyente que ya esta armada. Esto continúa y aprofunda el desmontaje del Estado de derecho.

El dia 16 los venezolanos se va a manifestarse a través del voto y a decidir si quieren o no la Constituyente se consolide, si quiere o no que los militares sean quienes defiendan la Constitución, si debe ser respetada o no la independencia de poderes.

¿Qué resultado esperan?

Creemos que a pesar de la política de terror del régimen habrá una masiva participación ciudadana. Creemos que de forma contundente los venezolanos dirán lo que quieren el día 16 de julio. La Iglesia Católica ha abierto las puertas de sus templos para que puedan instalarse allí algunas mesas de votación.

Creemos que la ciudadania participará de forma maciza. Vamos a demostrarle a Nicolás Maduro que la vía para salir de la actual crisis humanitaria y política es ciudadana.

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: