Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn:

La violencia de Maduro clama al cielo, afirma el cardenal Urosa

24.06.2017

 

El ataque sistemático a los manifestantes que protestan pacíficamente contra el gobierno de Nicolás Maduro y que ha generado casi 70 muertos en 80 días, clama al cielo y merece el más pleno rechazo, afirma el cardenal Jorge Urosa Savino .

 

En un comunicado divulgada este viernes, 23 de marzo, en la fiesta del Sagrado Corazón, Urosa hizo un llamado a cesar de inmediato la represión al pueblo venezolano.

 

El arzobispo de Caracas afirma que "el Gobierno debe desistir del propósito de imponer un sistema totalitario y antidemocrático" y en vez de reprimir "debe resolver los problemas que angustian al pueblo y que lo han llevado a la calle".

 

El purpurado publicó la declaración un día después del asesinato del joven David Vallenilla, a quien cita recordando que fue "abatido a sangre fría" por la Guardia Nacional Bolivariana.

 

Subraya que amparado por la Constitución "el pueblo manifiesta en contra de la gravísima situación de hambre y carencia de medicinas y bienes esenciales, así como por el desconocimiento de la Asamblea Nacional, el encarcelamiento de personas por ser adversarios del gobierno, y la eliminación de las elecciones previstas".

 

Añade que la convocatoria presidencial de una nueva asamblea constituyente tiene "bases sesgadas y parcializadas" y no respeta "la universalidad ni la proporcionalidad del voto".

 

E insiste: " Que cese inmediatamente todo tipo de violencia".

 

Las palabras del purpurado venezolano ratifican la firme posición que todo el episcopado del país ha asumido frente a la dictadura "bolivariana" en un momento que parece crítico para el país.

 

La Asamblea Nacional ha activado los artículos 333 y 350 de la Carta Magna y ha llamado a los ciudadanos a la desobediencia civil.

 

El Parlamento tomó esta decisión luego de que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela aprobara, ese mismo día, la apertura de un proceso contra la fiscal general Luisa Ortega, que había señalado la constituyente como ilegal, y un día después de que la Organización de los Estados Americanos (OEA) fuera incapaz de decidirse a intervenir.

 

 

El lunes 19 una reunião de cancilleres de los Estados miembros de la OEA no consiguió llegar un consenso para emitir una declaración formal que exigía al gobierno socialista la abertura de un canal humanitaria, el freno inmediato a la violencia contra manifestantes, el respeto a la asamblea nacional y el cese del proceso para la "Constituyente Comunal".

 

Faltaron solo tres votos. El respaldo de 23 naciones era necesario para aprobar un nuevo texto propuesto por la dirección del organismo hemisférico. 20 países votaron a favor, 5 contra y 8 se abstuvieron. Por solo tres votos la OEA se omitió.

 

El observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, el arzobispo Bernadito Auza, había enviado al organismo regional una carta en la que afirmaba que la nueva constituyente "hace peligrar el futuro democrático del país".

 

El comunicado del cardenal Urosa es un alerta para la violencia que previsiblemente el régimen intensificará y que podrá generar una reacción de la población venezolana. Lea aquí el texto completo del prelado.

Please reload

Ideas de 'sobremesa' para el...

E o gigante acordou

1/15
Please reload