No vivimos un conflicto ideológico sino la lucha de una dictadura contra el pueblo, dicen obispos ve


Una delegación de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) se encontró hoy, 8 de junio, con el Papa Francisco para presentar un informe de la situación del país.

“Hoy en Venezuela ya no hay propiamente un conflicto ideológico entre derechas e izquierdas (…) sino una lucha entre un Gobierno devenido en dictadura y todo un pueblo que clama libertad”, dijo Diego Padrón, presidente de la entidad, en el saludo dirigido al Pontífice.

Acompañado de otros cinco prelados dejó claro que consideran innecesaria, desigual, inconveniente y peligrosa la iniciativa presidencial de una Asamblea Nacional Constituyente.

Explicó que la Iglesia en Venezuela considera que dicha asamblea, prevista para fines del próximo mes de julio, es impuesta por la fuerza y que sus resultados serán la institucionalización de una "dictadura militar comunista, la permanencia ilimitada del actual Gobierno en el poder y la anulación de los poderes públicos constituidos”.

"Por estas y otras razones la CEV rechaza categóricamente la instalación y desarrollo de dicha Asamblea Constituyente, de carácter comunal y excluyente", afirmó.

El encuentro fue solicitado por la conferencia episcopal, según confirmó el portavoz del Vaticano, Greg Burke. El régimen de Nicolás maduro ha criticado duramente a los obispos acusándoles de "cerrarse al diálogo" y de "no seguir las orientaciones del Papa", ya que, cerrando filas, se han negado a dar cualquier apoyo a la Constituyente y han insistido en la necesidad de que se abra un canal de ayuda humanitaria y se restablezca el orden democrático.

Entre los obispos venezolanos y el Papa hay una divergencia de opinión sobre la forma en que la Iglesia debe actuar en el conflicto. Para Francisco debe haber una salida negociada a través de una mesa de diálogo, donde gobierno y opositores cedan. Los prelados, que conocen personalmente a Maduro están convencidos que el régimen no desea un diálogo real que lleve a compromisos objetivos.

Además, consideran que la agenda de cinco puntos defendida por la Asamblea Nacional es lo mínimo de lo mínimo que puede aceptarse para encontrar una salida verdadera y no cosmética al conflicto.

En el saludo al Papa los obispos enfatizaron que el diálogo debe tener, "no como condición sino como punto de partida", el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en la sesión de Diálogo del 30 y 31 de octubre del año pasado. Estos no fueron cumplidos por el gobierno y contemplan integralmente la agenda mínima de la Asamblea Nacional, unia entidad del Estado que no esta bajo el control de Maduro.

Al final de la audiencia monseñor Padrón aseguró que el Papa ofreció al episcopado y al pueblo venezolano su apoyo incondicional. La audiencia comenzó a las 10 de la mañana, hora local, y duró aproximadamente una hora y media. Después sostuvieron un encuentro con el secretario de Estado, Pietro Parolin.

En el encuentro con el Papa participaron Diego Rafael Padrón Sánchez, presidente de la CEV y arzobispo de Cumaná; Luis Azuaje Ayala, vicepresidente de la entidad y arzobispo de Barinas; Mario del Valle Moronta Rodríguez, obispo de San Cristóbal; Víctor Hugo Basabe, obispo de San Felipe; y los cardenales Jorge Liberato Urosa Savino, arzobispo de Caracas, y Baltasar Porras Cardoso, arzobispo de Mérida. Las palabras completas de monseñor Padrón al Papa Francisco pueden ser leídas aqui.

[ D'Vox ]

Términos del Servicio | Política de Privacidad

CR| opn: