Pocos nombres han sido tan manipulados en tiempos recientes, en algunos círculos especialmente, como el de Overton, pocos conceptos tan manoseados como su dichosa ventana. Quienes lo hacen, de seguro llevan a cuestas las mejores intenciones de las que podamos pensar, pero yerran tanto en sus premisas como en sus conclusiones. Así, dicen que Mr. Overton ha diseñado el sistema perfecto para la legalización de las peores perversiones imaginables, a su haber, pedofilia y canibalismo, entre otros.

Y e...

Please reload